Bebé hiperactivo, ¿cómo saber si tu bebé lo es?

series para bebes

Cada vez son más los padres los que se conciencian ante el hecho de que su hijo pueda llegar a padecer algún trastorno de hiperactividad asociado al déficit de atención. Son muchos los síntomas los que pueden hacer indicar que un niño es hiperactivo como es el caso de comportarse mal a todas horas o a la imposibilidad de estarse quieto durante unos segundos en una silla.

Ante ello, son muchos los padres los que acaban llevando a su hijo al pediatra y en algunos casos se le diagnostica el trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Sin embargo hay que decir que dicho trastorno se puede manifestar de manera diferente en cada etapa de la vida, llegando a desarrollarse mucho antes incluso cuando el menor es bebé.

Cómo saber si un bebé es hiperactivo

Muchos padres se hacen a todas las horas la pregunta de cómo sé si mi bebé es hiperactivo. En algunas ocasiones puede que padezca dicho trastorno pero en otras hay que indicar que el bebé es movido sin más. Acto seguido te damos algunas pistas que pueden ayudarte a saber si tu bebé sufre hiperactividad:

  • Muchos de los menores que padecen hiperactividad son bebés que no paran de moverse a todas horas, llorar continuamente y son muy sensibles a los ruidos. En otros casos, los bebés hiperactivos tienen grandes problemas a la hora de conciliar el sueño y se despiertan muchas veces durante la noche.
  • Al llegar a la etapa preescolar, los niños hiperactivos adquieren un perfil impulsivo y despistado gastando toda su energía a través del ejercicio físico y de los deportes. La mayoría de estos niños comienzan a presentar ciertos problemas relacionados con el aprendizaje y con el desarrollo.
  • En el caso de los bebés menores de un año los signos de alerta sobre la hiperactividad pueden coincidir también con otra serie de trastornos como es el caso del autismo. Es por ello que hay que tener especial cuidado a la hora de no confundirlos, ya que un padre puede pensar que su bebé es hiperactivo cuando en realidad lo que padece es autismo. Si tienes claras sospechas de que tu hijo padece algún tipo de trastorno lo más aconsejable es acudir al pediatra para recibir un diagnostico lo más claro posible.

llorar por colicos

  • Como ya te hemos comentado más arriba, los bebés hiperactivos tienen serios problemas a la hora de poder dormir y a la hora de comer. Sin embargo hay casos que a partir del año de edad el pequeño muestra otra serie de síntomas como un desinterés absoluto por el medio que le rodea y por las personas que tiene cerca.
  • En tal caso ya no se trate de un episodio de hiperactividad y de otro tipo de trastorno como es el caso del autismo. De ahí la importancia de acudir a un profesional en el caso de observar conductas raras o poco habituales en tu bebé.

Hay que tener paciencia

En la actualidad, cada vez son más los padres los que acuden a la consulta antes cuando su hijo todavía es un bebé. El tener un hijo hiperactivo es algo que suele preocupar a la mayoría de los padres y es por ello que esperan en todo momento el recibir un diagnóstico lo más fiable y precoz posible. En muchas ocasiones el pequeño no sufre ningún tipo de trastorno y solo se trata de que el niño tiene demasiada energía que gastar.

Es por ello que actualmente existe una gran controversia sobre el tema ya que en muchos casos se llega a sobrediagnosticar al pequeño y a medicarlo cuando en realidad no padece dicha patología. Los expertos aconsejan en cualquier caso el esperar unos años más y observar los síntomas con detenimiento. Si el padre sospecha a pesar del paso de los años que su hijo puede ser hiperactivo, entonces es buen momento para llevarlo a un profesional que sepa realizar un diagnóstico acertado y evaluarlo como debe.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.