¡Vamos a tener un bebé! ¿Le ponemos tu apellido o el mío?

apellido-bebe

Tras leer en “Mamma Mia!” el testimonio de un papá sobre el apellido que su hija lleva, me he decidido a contaros que según el Registro Civil español, cuando una familia compuesta por padre y madre esperan un bebé, pueden inscribirle con el primer apellido de la mujer, y en segundo lugar con el primero del progenitor. El orden asignado para el primer hijo regirá para los siguientes, y a su vez todos los descendientes, o mejor dicho, cada uno de ellos puede alterar este orden cuando sean mayores de edad.

El protagonista de la historia que me ha inspirado se llama Ari Sharp, y vive en uno de esos lugares (Australia) en los que las personas suelen llevar el apellido paterno (un único apellido), siendo las mujeres las que ‘ceden’ y renuncian al suyo cuando contraen matrimonio. No fue así en el caso de esta pareja, pues era del todo injusto que colaborando ambos a la economía familiar y habiendo establecido corresponsabilidad doméstica, existiera tal desigualdad. Por ello, ambos mantuvieron su propio apellido, y cuando Melanie quedó embarazada, decidieron ponerle su apellido a la bebé que iba a nacer.

El relato es más largo que esto que os he contado, porque su pacto fue algo así como ‘si va a ser niña apellido de mamá, si tenemos un varón, el de papá’. Y mientras esto sucedió en Australia, ¿cómo se gestiona el orden de los apellidos o su mantenimiento en el resto del mundo?

apellido-bebé3

Acabando con el sistema de imposición de apellidos.

Dicho así suena injusto ¿verdad? pero es que es la opción que hasta hace poco estaba más extendida, antes de los anteproyectos o proyectos legislativos que se van sucediendo, es la de imponer el apellido del varón (cuando se lleva solo uno), u obligar a que el de papá vaya el primero. En los países de habla hispana se suelen poner 2 apellidos, y en España (como en Argentina, Uruguay o Ecuador) ya ha llegado el cambio. Y con el cambio, son muchas las familias que optan por que los niños puedan llevar como primero el de la madre, siempre que exista acuerdo.

En otros lugares del Planeta, encontramos situaciones de lo más variopintas: sin legislación, con un solo apellido pero pudiendo decidir cuál, manteniendo la imposición, formando un apellido nuevo mediante prefijos, sin apellidos, etc.

apellido-bebé2

Voy a ser madre: ¿cómo haré para que mis hijos lleven mi apellido en primer lugar?

Los requisitos no son demasiado complicados: debe existir acuerdo, y el orden será escogido al momento de la inscripción del nacimiento en el Registro Civil (o tenerlo previsto). En los casos de adopción podemos hacer lo mismo: establecer el orden cuando vayamos a registrar al niño. Recuerda que el orden en los apellidos que lleve tu hijo mayor será el que determine el de sus hermanos pequeños.

El trámite acaba con la imposición, pero si el papá se opone, será el funcionario encargado el que dirima, tras los 3 días que se conceden para que ambos progenitores lleguen a un acuerdo.

¿Por qué querer que los apellidos de mamá vayan en primer lugar?

Nadie te puede convencer de lo contrario, más bien es un acuerdo intrafamiliar que se vale de una ley favorable. Puedes desear que tu apellido no se pierda (tienes el mismo derecho a conservar el de tus padres que tu marido); podéis desear que el apellido infrecuente vaya primero (ya sabes: hay muchos García – por ejemplo – en España); también es posible que le hayáis dado vueltas a la combinación nombre+apellido+apellido, hasta encontrar una que os guste más, etc.

Apellido-bebé4

Vuestras hijas e hijos crecen y desean cambiar el orden de sus apellidos.

Podrán hacerlo cuando sean mayores de edad, dirigiéndose al Registro Civil para formular la solicitud, de hecho para los que hayan nacido después del 2000 esa es la única vía. Y por otra parte una familia puede volver a cambiar el orden de los apellidos de sus hijos, incluso tras la inscripción de nacimiento.

La Ley 20/2011 de 21 de julio es la responsable de que nuestros hijos y nuestras hijas puedan llevar como primer apellido el de mamá, desde luego fue un avance porque antes de esto éramos nosotras las que renunciábamos a mantener a través de los vástagos el apellido heredado de nuestros padres, en los tiempos que corren no tenía ningún sentido, desde luego.

Se establece en esta norma que “la filiación determina los apellidos” y que si está determinada por ambas líneas, los progenitores acuerdan el orden de transmisión del primer apellido.

Imagen — peasap
Más información — Ministerio de Justicia (Trámites) Registro Civil (Trámites)


Categorías

Nombres

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *