¿Por qué tu bebé saca siempre la lengua?

Bebé sacando la lengua

El bebé comienza a desarrollarse rápidamente desde el primer día de su nacimiento. Si el niño saca la lengua con demasiada frecuencia, vale la pena pensar en las razones de su comportamiento.

Puede no suponer ningún problema, pero a veces puede ser signo de alguna enfermedad. Veamos cómo distinguir los diferentes casos.

Razones por las que tu bebé saca la lengua sin ser un problema

Los bebés empiezan a conocer el mundo que los rodea y sus cuerpos cada segundo que pasan despiertos. Agitan los brazos, sacuden las piernas, intentan rodar hacia un lado, hacen muecas, etc.

Los padres deben monitorear de cerca el comportamiento del niño. Si el bebé está alegre, toma bien el pecho, saca la lengua y luego la esconde, no hay de qué preocuparse.

La dentición también puede hacer que la lengua se salga. Así, el niño masajea las encías, aprende nuevos «relieves» de la cavidad bucal y se distrae del dolor.

La opinión del Dr. Komarovsky

Un conocido pediatra ucraniano cree que los padres no deben entrar en pánico por ningún motivo. Para empezar, deben observar el comportamiento general del niño, notar síntomas sospechosos. Mamá y papá necesitan entender con qué frecuencia se saca la lengua durante el día y durante el sueño. El pediatra necesitará esta información en el próximo examen.

Otro motivo por el que sacan la lengua es el frenillo de la lengua corta en un niño.

Komarovsky dice que cuanto más corta es la brida, más molestias causa. Por lo tanto, para muchos niños, el defecto se elimina en los primeros meses de vida. Si la lactancia materna está bien establecida, es probable que el defecto se manifieste más tarde. Surgirán problemas con la pronunciación de algunos sonidos. La decisión de eliminar la anomalía la toma el logopeda al observar al niño. El dentista realiza la operación bajo anestesia local utilizando un láser o unas tijeras especiales.

Cuándo y por qué el niño saca la lengua

A veces los niños sacan la lengua para expresar sus emociones. Si esto sucede con demasiada frecuencia, sigue observándolo. Presta atención a la reacción del bebé en diferentes situaciones y prepárate para describírsela detalladamente al pediatra. Las opciones pueden ser las siguientes:

  • Hacer muecas está asociado con una situación específica. En el proceso de juego, es natural y es un despliegue de emociones positivas, un intento de reproducir un sonido o repetir un movimiento visto en los adultos. Suele aparecer durante el sueño o después de comer, pero no debe ser frecuente ni nervioso.
  • El bebé está aprendiendo a controlar sus músculos, pero todavía no es muy bueno en eso. Nadie se alarma si mueve casualmente las piernas y los brazos, e incluso el movimiento de la lengua de un lado a otro se convierte en una especie de ejercicio.
  • El niño carece de atención. Si este movimiento aparece en presencia de mamá o papá, indica que necesita levantar al bebé, acariciar, sacudir, alimentar.
  • Los dientes comienzan a salir y hacer daño. Después de cuatro meses, aparecen sensaciones desagradables y dolorosas en la boca, las encías se hinchan y babea.
  • Hace demasiado calor en la casa. El niño está incómodo y trata de aumentar la evaporación de la humedad y refrescarse un poco, instintivamente saca la lengua.

Examina el cuerpo del bebé, mírale la boca. Cualquier enrojecimiento o sarpullido, pérdida de apetito o apatía indican un problema que puede hacerle sacar la lengua constantemente.

Características de la fisiología

Existen patologías congénitas de la estructura de la lengua, que provocan un comportamiento inusual y complican la alimentación hasta por un año, y en la vejez conducen a una pronunciación incorrecta y requieren la intervención de un logopeda. Algunos niños tienen una lengua demasiado grande o bífida. Apenas cabe en la boca y literalmente se cae.

El segundo problema es el frenillo corto, la conexión entre la lengua y la mandíbula inferior, o la falta de este. Debido a esto, la lengua se vuelve perezosa, inactiva. Ambos problemas no afectan el bienestar, pero provocan malestar. A veces pueden disminuir con la edad. Pero el problema se resuelve radicalmente con la ayuda de una operación simple.

Cuándo intervenir si el niño empieza a sacar la lengua

Hay signos que indican la presencia de patología y se acompañan de movimientos involuntarios de la lengua. Algunos niños sacan la lengua adelante y atrás porque quieren jugar pero siempre vale la pena estudiar porqué lo hace:

  • El bebé no está durmiendo bien. El niño tiene dificultad para conciliar el sueño, muestra ansiedad, a menudo se despierta o llora en sueños.
  • Nerviosismo constante. El niño se vuelve irritable sin razón aparente, a menudo llora.
  • Cuando estás acostado boca arriba, la lengua sobresale. Esto probablemente se deba a una mota de polvo en la boca o la laringe, intentos fallidos de regurgitar o vaciar los intestinos.

En estos casos es necesario tratar de eliminar los factores molestos, no visitar lugares ruidosos y llenos de gente, y caminar al aire libre. Presta más atención a tu bebé, vigila su digestión.

El bebe saca la lengua a los 4, 5, 6 meses

A esta edad sacar la lengua y escupir en diferentes direcciones es un hábito para el bebé. Él lo encuentra muy divertido. Si le gusta, constantemente empezará a sacar la lengua hasta que se canse de esta idea y se encuentre en otras aventuras.

Además, un niño de esta edad ya empieza a intentar gatear. La lengua en este caso sobresaldrá si el niño experimenta dificultades, tensiones, trata de gatear hacia la meta, etc.

Si un niño saca la lengua a los 1 o 2 años o más, puede ser porque está jugando. Pero siempre conviene ver eliminar dudas observando cuándo y cómo lo hace.

Señales de que saca la lengua por una enfermedad

Debemos acudir a un especialista si el niño duerme constantemente con la boca abierta y la lengua fuera. El médico examinará e identificará las razones de este comportamiento extraño. Posibles opciones:

Zorzal

El agente causal es el hongo Candida, que causa muchos inconvenientes al bebé. Toda la cavidad oral del niño se cubre con una fina capa blanca bastante antiestética.

Estomatitis

Es una enfermedad fúngica que provoca la aparición de llagas y enrojecimiento de la lengua y el paladar, acompañadas de un aumento de la temperatura. El sueño del bebé se ve perturbado, su apetito empeora, a menudo llora. Las bacterias, los virus del herpes y los hongos causan enfermedades. Aparecen numerosas úlceras en la mucosa oral. Para reducir los síntomas del dolor, el niño saca la lengua y la sostiene sobre su labio inferior.

Atrofia de los músculos faciales

Es otra razón por la que un recién nacido saca la lengua. Los resfriados y la hipotermia son la base del daño al nervio trigémino. Los primeros síntomas no son difíciles de notar. El niño deja de sonreír. La cara se retuerce y se convierte en una máscara congelada. Los labios se hinchan, los pliegues faciales de la frente desaparecen, los párpados se caen. Cabría acudir a un neurólogo. Puede prescribirte ultrasonido, resonancia magnética y masajes.

Hipotiroidismo

Esta enfermedad es causada por el mal funcionamiento de la glándula tiroides. Ocurre si la madre tuvo deficiencia de yodo durante el embarazo. La deficiencia de yodo durante el embarazo puede provocar problemas en la glándula tiroides del bebé. En el hospital de maternidad, es necesario tomar sangre del talón para un análisis que permita identificar la enfermedad. Cuanto antes se haga el diagnóstico, es menos probable que el bebé comience a retrasarse en el desarrollo.

Esta patología se suele detectar por un cambio en el color de la piel, que se vuelve marmórea o amarillenta. La lengua se hincha y se sale de la boca. El aumento de peso disminuye, se produce estreñimiento. Se observa descamación de la piel. El tratamiento se prescribe después de una ecografía del órgano enfermo.

Lengua hipotónica

Los bebés prematuros o con enfermedades endocrinas són bebés riesgo. Un traumatismo craneal puede conducir al desarrollo de patología. El niño duerme constantemente, se mueve poco, el llanto está prácticamente ausente, succiona el pecho lentamente, sostiene mal la cabeza a su debido tiempo y no se sienta. El tratamiento incluye masaje, fisioterapia y medicación.

Hipotensión del lenguaje

Si el bebé tiene sueño, está inactivo y aumenta de peso lentamente, esto puede deberse a un hematoma craneal, una lesión en el nacimiento, una enfermedad endocrina o infecciosa. A menudo, el problema se manifiesta en bebés prematuros. Un signo de patología es una lengua flácida, «suelta», sedentaria con tono muscular reducido.

Presión intracraneal alta

Surge como resultado de un parto difícil, trastornos del sistema nervioso central, meningitis. El comportamiento del niño se vuelve inquieto, echa la cabeza hacia atrás, duerme poco. Tiene un tamaño de cabeza más grande que sus pares, la fontanela se aprieta lentamente, se observan temblores en las manos, entrecierra los ojos y aumenta el tono muscular. Si existe una sospecha, es necesario consultar a un neurólogo, un oftalmólogo y someterse a un diagnóstico.

Resumen de las enfermedades que pueden hacer que tu bebé saque la lengua

Enfermedad que incita al niño a sacar la lengua Síntomas concomitantes de la enfermedad. ¿Qué médico debes ver? ¿Qué examen y tratamiento básico puede recomendar el médico?
Hipotiroidismo En el hipotiroidismo, se reduce la función de la glándula tiroides. En un niño con este trastorno, la lengua se sale de la boca. Además, la enfermedad en los niños en los primeros meses de vida puede ir acompañada de caída tardía del remanente umbilical, cicatrización lenta de la herida umbilical, ictericia prolongada, estreñimiento persistente, aumento de peso insuficiente. Los síntomas varían según el tipo de dieta y la edad. Se requiere la consulta de un endocrinólogo. Con esta enfermedad, se realiza una amplia gama de exámenes: análisis de sangre bioquímicos, ECG, ultrasonido de la glándula tiroides y otros exámenes si es necesario.
Enfermedades neuromusculares Como regla general, se observa miopatía (disfunción muscular) de varios grupos musculares, simétricos y asimétricos.Observación de un neurólogo. En este caso, el pediatra puede aconsejar contactar a un neurólogo. El diagnóstico depende de los síntomas: historia clínica, tomografía computarizada, análisis genética, consulta con otros especialistas.Tratamiento: alimento terapéutico rico en proteínas y aminoácidos; fisioterapia; masaje y gimnasia; psicoterapia si es necesario.
Zorzal (candidiasis) A menudo, el niño se puede ver blanco, las mejillas y el paladar. Si ve una placa extraña en la boca del bebé, debe comunicarse con su pediatra. Hisopado oral para hongos (cándida).
Estomatitis Con esta enfermedad se pueden apreciar pequeñas úlceras en la cavidad bucal, que hacen que el niño saque la lengua por las molestias, pues las úlceras también pueden afectar la parte inferior de la lengua. En este caso, vale la pena contactar a un pediatra, quien lo derivará a un dentista pediátrico para una consulta o bien hara él mismo el tratamiento. Con estomatitis, se examina la cavidad oral del bebé. El médico puede querer tomar una muestra con un hisopo para descartar otras enfermedades orales.La estomatitis se trata con medicamentos. Además, los padres deben tratar la boca con ungüentos especiales para eliminar la dolencia.
Presión intracraneal (PIC) Si el niño saca la lengua y echa la cabeza hacia atrás, es un signo claro de PIC. Este síntoma también puede aparecer durante el sueño. Es obligatorio consultar a un neuropatólogo, quien, si se confirma el diagnóstico, prescribirá medicamentos y masajes. Para determinar esta enfermedad, se realiza un examen de ultrasonido.
Lengua hipotónica La lengua del bebé sobresale y está floja. Por lo general, se encuentra en bebés prematuros, así como en aquellos que tienen problemas con el sistema endocrino. Se requiere la consulta de un pediatra y un neurólogo para el examen. El niño debe someterse a una ecografía, después de lo cual se prescriben terapia con medicamentos y fisioterapia.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)