Bebés diabéticos

No solo los adultos padecen diabetes, al igual, este síntoma se puede presentar en un niño.

Esta enfermedad se ha expandido de forma alarmante en el siglo XXI, se ha convertido en parte de los síntomas más comunes de la sociedad, como dato, podemos citar que aproximadamente 200 millones de personas lo padecen.

En un bebé, esta enfermedad, produce impotencia en los padres, pues han de tomar ciertas medidas para vivir con ello y dar una buena calidad de vida a su pequeño.

Esto sucede cuando la hormona insulina se altera e influye en el aumento o disminución de la glucosa en la sangre. La insulina, tiene la función de transformar el azúcar del organismo en energía. Esta hormona, es producida por el páncreas y si éste deja de funcionar, la consecuencia, es el descontrol de los niveles de glucemia.

Cuando existe esa descompensación en los niveles de azúcar, el organismo se descompensa igualmente. Esto hay que corregirlo a tiempo para no tener problemas futuros.

La circulación de la sangre no es correcta, por lo cual, muchos vasos sanguíneos se estropean, además la cicatrización de una herida no es posible, de ahí, es cuando aparece la gangrena que da lugar a las amputaciones.

En las personas adultas y jóvenes es más fácil darse cuenta de que se padece, sin embargo en los bebés, pasa desapercibida, pues su alimento solo consta de la leche materna en los 6 primeros meses de vida. Es a partir de esta etapa, cuando cambia su forma de alimento, los síntomas comienzan a aparecer.

Más información- Mi hijo es diabético: consejos para unas buenas vacaciones

Fuente- Guía infantil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *