Bebés en natación

Los bebés, han de comenzar a nadar lo antes posible, pues sus recuerdos de estar en la placenta, todavía están frescos, hace unos meses, todavía estaban dentro de la barriguita de mamá y esto le hace dar respuestas al sumergirlo de nuevo en agua templada. Los reflejos, se han perdido, pues ya no vive en este ambiente, lo normal, es que siente recelo con el tiempo al agua, por ello, no debe de perder el contacto con este medio, ya que le pueden coger miedo.

La estimulación adecuada en el agua para los bebés, es durante la etapa de los 6 a 8 meses, está claro, que no va a aprender a nadar, solamente va a crear recuerdos de su vida anterior, la cual, le daba una gran confianza dentro del útero. Si quieres que tu bebé, comience a nadar realmente, la edad aconsejada, es a partir de los cuatro años, pues ya es capaz de recibir instrucciones por parte de educadores y profesores.

Se han de tener en cuenta los siguientes puntos, si decidimos que nuestro bebé comience a estimularse en el agua:

-la temperatura del agua, ha de estar alrededor de los 30º (dependiendo de la época del año)

-el cloro de la piscina, ha de tener menos cantidad que la que soporta un adulto (evitaremos así irritaciones

-una limpieza adecuada (tanto en piscina como en servicios)

-medidas de seguridad

-personal de primeros auxilios

-cercanía del hogar (si está demasiado lejos de casa, el bebé puede aburrirse y cansarse)

-instructores adecuados a su edad, pues necesitan un trato especial para ganarse su confianza y realizar un buen aprendizaje


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *