Bebés que nacen con dientes: por qué ocurre y qué hacer

Bebés que nacen con dientes

Los bebés nacen sin dientes, pero hay ocasiones dónde es menos frecuente dónde pueden nacer con dientes. Lo habitual es que lo hagan con solo un diente, pero en raras ocasiones puede hacerlo con varios dientes. En este artículo analizamos por qué en algunos casos los bebés nacen con dientes y qué hacer al respecto.

Este tipo de fenómeno se llaman dientes natales, los cuales ya están presentes cuando el bebé ya ha nacido. Se diferencia de los dientes neonatales cuando crecen durante los primeros 30 días de su nacimiento. Podemos concluir muchos más datos en las siguientes líneas y averiguar por qué ocurre y qué hay que hacer.

Los dientes natales

Como hemos reseñado, estos dientes están presentes cuando el bebé ha nacido. Generalmente aparecen en la encía inferior, dónde están presentes los dos incisivos centrales. En la mayoría de los casos suelen nacer con un solo diente. Están poco adheridos al borde de la encía gracias a un tejido blando, por lo que su vulnerabilidad a caerse está muy presente.

Su aparición no suele asociarse a ninguna mala consecuencia y ni algún mal mayor, pero su presencia puede crear cierta molestia. Si el diente o los dientes están muy poco adheridos a la encía y a punto de caerse se suele hacer una extracción en el hospital.

Bebés que nacen con dientes

¿Por qué los bebés nacen con dientes?

La respuesta no es concluyente porque los estudios no han asociado ningún caso a este fenómeno. Hay algunas causas que pueden condicionar a que esté presente este hecho y aunque parezca algo poco casual, en la mayoría de los casos no se suele hacer ningún tratamiento especial porque no es un caso grave.

  • La herencia es uno de los hechos por los que se produce. Alrededor del 15% de los bebés nacen con dientes y es porque ha sucedido en alguno de sus parientes cercanos. Por lo general, suele asociarse a alguno de sus progenitores y en casos dónde lo han padecido sus hermanos.
  • Por procesos infecciosos durante el embarazo. Este hecho suele ocurrir porque la madre ha tenido una falta de vitaminas o ha tenido que padecer algún cuadro importante de infección por fiebre durante el embarazo.
  • Cuando existe contaminación ambiental. Es algo que se ha discutido, pero existe la posibilidad de que la contaminación ambiental esté presente y haciendo mella en la aparición precoz de algún diente durante la gestación del bebé.
  • Por problemas médicos subyacentes. En general no suele repercutir en ningún problema, pero se ha llegado a asociar en ocasiones especiales a algún problema de salud y a enfermedades raras. Estos casos suelen ocurrir en 5 de cada 10.000 habitantes como es el Síndrome de Pierre Robin, el Síndrome de Van der Woude, el síndrome dee Ellis-can Creveld, el síndrome de Sotos o el síndrome de Hallerman-Streiff.
nombres para bebe
Artículo relacionado:
Cuidado de los dientes en los bebés

¿Qué hacer cuando se presentan los dientes natales?

Cada caso hay que estudiarlo porque la presencia de estos dientes no suele confortar ninguna molestia. Si se da el caso de que están demasiado flojos y no tienen raíces se suele extraer de forma mecánica por un especialista o en el momento de su hospitalización en los primeros días de vida.

Si no están causando ninguna molestia se suelen dejar sin más y sin seguir ningún tratamiento. Se puede hacer una exploración radiológica para confirmar si el diente pertenece a una dentición primaria y observar cómo están sus raíces.

Bebés que nacen con dientes

¿Qué molestias pueden causar los dientes natales?

La presencia de estos dientes puede causar molestias. El bebé puede tener un problema en la alimentación debido a alguna ulceración en la cara ventral de la lengua. Esto es ocasionado por la posición de la lengua durante la succión de su leche, o cuando se le da su chupete. Crea una presión de la lengua con el diente y puede provocar una herida.

Incluso la madre puede tener problemas durante la lactancia, ya que a veces puede provocar heridas en el pecho de la madre. Si el diente está demasiado suelto se suele recomendar extraerlo debido a que puede provocar algún ahogamiento, por si se suelta y termina tragándose de mala manera por el bebé.

Si se decide continuar con la presencia de sus dientes, hay que tener unos cuidados mínimos. Se recomienda hacer un examen por posibles heridas y limpieza de su boca con agua tibia y una gasa. Durante la salida de los siguientes dientes siempre se irá observando y durante las revisiones hacer una exploración del nacimiento y crecimiento de sus dientes de leche.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.