Bebés que necesitan reconfortarse

Hay bebés que necesitan el pecho de mamá no solo para alimentarse, sino porque les tranquiliza el apego hacia su madre, siempre quieren estar pegado y aunque no necesiten el alimento, quieren el pecho para estar más reconfortados.

El contacto de la pie de mamá, su olor, el calor… todo ello, supone una tranquilidad, pero, claro está, la mamá no puede estar todo el tiempo del mundo dándole esta satisfacción, para solucionar este problema, hay varias alternativas como darles un baño, por ejemplo, cuando a lo largo del día, el bebé ya sufre el cansancio y llora porque necesita su descanso, en vez de agarrarse del pecho de mamá llorando, aprovecha y dale un baño de agua tibia, esto le relajará y se sentirá más reconfortado.

Otra forma puede ser escuchando música o cantarle tú misma para que se sienta tranquilo… cualquier cosa que le cause tranquilidad será buena.

Cuando llega la noche y el bebé se despierta (pues su estómago es pequeño y no aguanta toda la noche sin alimento, esto irá desapareciendo conforme vaya creciendo, pero mientras va aumentando el desarrollo, sin duda hay que alimentarlo, pero esto va alargándose, es decir, las tomas se van reduciendo a la noche y la mañana, sin embargo, el bebé a media noche, requiere el pecho para reconfortarse y coger el sueño, no tiene hambre solo  se siente intranquilo y necesita el calor de su mamá para volver a coger el sueño. Para ir acostumbrándole a coger el sueño, se le puede acariciar y cantarle alguna canción suave, sin perder los nervios y con calma, pues ha de acostumbrarse a que el pecho de su mamá no es un chupete. Si es necesario, cógelo en brazos y acúnalo, pero mantenlo fuera del pecho, no le des la sensación de que se lo vas a permitir. Dale el chupete como alternativa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *