Bebés y gatos: qué debes saber

Bebés y gatos: qué debes saber

Hablamos de la convivencia entre bebés y gatos, es un caso que aunque parezca poco singular es el planteamiento ante la llegada de un nuevo miembro en la familia, el bebé. Ante tal circunstancia es el gato el que tiene que ver el nuevo recibimiento como algo extraño para él.

Entre bebés y gatos puede haber discrepancias ante la llegada, pero creo que es algo lejos de lo común. Siempre se piensa que el gato es un animal poco dado a los cambios y que ante la llegada del bebé puede presentar celos y comportamiento irracionales. Podemos ver a continuación cómo pueden llegar a ser estas conductas y cómo ayudar a adaptarlas lo mejor posible.

Primer encuentro entre bebés y gatos

Es lógico que sea el bebé el que es recibido en casa, es quien tiene que afrontar esa adaptación a su nuevo entorno, ya que su modo de aprender será evolutivo. Su método se basa en el  “ensayo-error”. Diferente es para el gato, es un animal con una personalización muy marcada y no es dado a los grandes cambios, por lo tanto para él también será un nuevo cambio.

Podemos acercar estos encuentros con momentos especiales, hay que dejar que se acerque el gato cuando le apetezca y no dejar que le falte el cariño y los elogios. Es importante darle algo que le guste en ese momento para que pueda posteriormente asociar ese momento con algo agradable. Por ejemplo puedes darle alguna golosina o hacer algo que le guste muchísimo.

Si crees que no puedes fiarte de su mascota puedes hacer que se acerque y con mucho cuidado intentar apartarlo con cautela y delicadeza. Si observas que el gato siempre presta demasiada atención al bebé puedes intentar distraerlo con juguetes o algún tipo de objeto.

¿Cómo acostumbrar un gato a un bebé?

Hay que intentar averiguar que el niño no tenga ningún tipo de reacción alérgica al animal. Si llegase a manifestar alguna reacción, tendrás que valorarlo e ir al médico para intentar descartar que sea ese el motivo.

Bebés y gatos: qué debes saber

Hay que dejar que se acerque el gato al bebé a su ritmo. Tiene que familiarizarse con la nueva llegada que estará llena de nuevos olores y sonidos. Tendrá muchísima curiosidad por acercarse e investigar y para ello hay que hacer que respete sus horarios de sueño para que no le moleste.

A medida de que vaya creciendo el bebé ya será mucho más autónomo y podrá participar en algún juego con el gato.

al bebé le gustará perseguirlo, observarlo e incluso querrá tocarlo. Para entonces es obvio pensar que el gato ya se ha acostumbrado a su presencia. Hay que evitar que ocurra algún tipo de incidente, para ello es aconsejable cortar las uñas al gato para minimizar el posible hecho de los arañazos.

Medidas de higiene

Es importante mantener una buena higiene en casa teniendo una mascota. El lugar dónde se alimenta y dónde va a hacer sus necesidades deben de tener un correcto uso de limpieza. La misma medida de limpieza hay que mantenerla en dónde el bebé transita e incluso duerme, ya que el gato podría asentarse y curiosear en esos lugares.

El gato debe tener completa las tomas de la pastilla antiparasitaria y sus vacunas correspondientes. No importa si el gato es casero y no sale de casa, pero es primordial para suplir todas las medidas.

Otro dato que tenemos es el contagio de toxoplasmosis que pueda contagiar el gato. En este caso si el gato se alimenta de pienso no hay ninguna preocupación por contagio. Pero si el animal sale de casa podría contagiarse y traer la enfermedad a casa, aunque sólo ocurriría por el contacto de sus heces con los de casa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.