Bebés y niños pegalones

La agresividad saludable en un niño empieza desde que lacta, cuando mordisquea el pezón de su madre. Esta forma sana de explorar y manifestar su “colera” va evolucionando hasta el “manotazo” para luego entrar al tema de la palabra.

Pero cuando esto no es manejado ni educado por los padres, dejan fijado en el niño la otra manera de relacionarse y de vivir su colera. Es importante saber que antes de que se fije esta conducta como forma de relacion y de “estar en el mundo”, es posible modificarla.

Para ello debemos observar a los niños. Hablar y esclarecer para descubrir que la agresión nos esta diciendo algo sobre ellos, que es un lenguaje mediante el cual expresa algo: sus preocupaciones, sus miedos, inseguridades o desacuerdos con una situacion.

Las causas por las cuales un niño se vuelve pegalon pueden ser:

– Porque los padres encuentran divertida la situacion.
– Porque el niño encuentra en esta forma una manera de tener la atencion total de la madre
– Porque son victimas de padres y madres que siempre estan dando manazos y ellos simplemente lo repiten.
– Porque cuendo entran a la escuela son maltratados por otros niños y ellos no pueden metabolizar la humillacion y rabia, y quedan “parasitados” por esta y terminan repitiendola en casa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *