Beneficios de la cromoterapia en la salud de los niños

Hoy te contamos cómo podemos contribuir a mejorar la salud de nuestros hijos a través de los colores. Este es el principio de la cromoterapia. Un principio que también se puede aplicar a los bebés, haciendo que estén más tranquilos, relajados, o al contrario, ayudándoles a estar más dinámicos.

El color está en todo lo que nos rodea, la ropa, la fruta, la habitación del niño y del bebé, sus juguetes. Teniendo algunas nociones básicas podemos ayudar a que su cerebro se encuentre más receptivo a todos estos estímulos. Te explicamos cómo.

¿Qué es la cromoterapia y cómo funciona?

color

La explicación científica a la cromoterapia, o colorterapia, que también lo puedes ver escrito así, es que cuando el niño, o bebé, aprecia el color se generan diversos estímulos en su cerebro. Estos influyen en su cuerpo y en su mente. Ten en cuenta que ningún color se debe utilizar en exceso, porque causaría el efecto contrario de su beneficio.

La manera en la que los especialistas trabajan con la cromoterapia es a través del agua solarizada, las lámparas terapéuticas y los ambientes cromáticos. Es en estos últimos que vamos a insistir, porque la decoración de la habitación del niño, o del lugar donde estudia y hace sus tareas, sus juguetes y los colores que utilices para vestirlo influirán en su estado de ánimo y en su rendimiento. No afirmamos que son determinantes, pero sí contribuyen a ello.

Queremos hacer hincapié en que esta es una terapia alternativa, coadyuvante de las demás. Ayuda a curar enfermedades y desórdenes mentales, emocionales y físicos, a través de un nivel de vibración y energía que tiene cada color y que genera cierta respuestas en el organismo. No debe utilizarse como un tratamiento en sí. Por tanto es importante que si tu hijo tiene alguna dolencia consultes con un especialista, la cromoterapia no sustituye al tratamiento principal.

Cómo influye el color en los niños

pensamiento divergente en los niños

Los colores existen en todos los ambientes, en la cocina, el aula del colegio, la habitación, el salón, la ludoteca. Y también en los juguetes de los niños. Traemos a colación un estudio realizado por el pediatra y especialista en seguridad y prevención de accidentes Jordi Mateu, en el que señala que los colores no solo generan cambios a la hora de consumir alimentos o al percibirlos en el ambiente, sino que los colores también causan una respuesta sobre el temperamento de los niños.

A groso modo este estudio dice que los juguetes y los espacios con predominancia de rojos y naranjas, son importantes para niños hipoactivos, porque generan mucho dinamismo. Los niños hipoactivos son aquellos que mantienen una actitud pasiva, que parecen estar continuamente ensimismados en sus pensamientos.

Con espacios con predominancia de azul y blanco se favorece la relajación, justo van dirigidos a niños hiperactivos o con cierta agresividad. Son ideales para las habitaciones, porque le darán al niño sensación de seguridad y confort. Los colores amarillos potencian el desarrollo de la inteligencia, llevan a la concentración y desarrollan el movimiento a nivel muscular, por tanto está bueno que lo utilices en los lugares de estudio.

Utilizar el color de los alimentos para mejorar la salud

cromoterapia alimentos

Siguiendo este mismo principio, de cómo los colores ayudan a nuestra mente, también se reconoce que hay alimentos, según su característica cromática que ayudan al físico de los niños. Por ejemplo los alimentos marrones mejoran el funcionamiento del intestino y colaboran para disminuir la ansiedad y la depresión. Estamos pensando en trigo, arroz, lentejas, nueces, avellanas, etc. Sabemos que los alimentos verdes en general mejoran el sistema inmunológico, protegen el corazón, y la piel.

Es más complicado encontrar alimentos azulados, o púrpuras, estos sirven para mejorar la memoria. Algunos de estos alimentos son las uvas, la lombarda, el hígado y los higos. También ayudan a estimular la memoria los rojos, que además ayudan a la circulación.

En general los alimentos amarillos y naranjas son importantes para el sistema nervioso, y protegen contra todas las enfermedades. Los blancos, como la leche, brindan fortalecimiento. Están enfocados a los huesos y los músculos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.