Beneficios de jugar con los hijos

padre e hijo jugando De todos es conocido que los niños necesitan tiempo tanto para jugar solos como para jugar con otros niños sin intervención de personas adultas. Sin embargo, hay estudios que muestran que los beneficios de que los padres dediquen un tiempo a jugar con los hijos es también importante. Los niños desean pasar tiempo con sus padres porque eso les hace sentir especiales. Este es uno de los grandes motivos para que los padres se animen a encontrar tiempo para jugar con sus hijos de manera regular.

Si se tiene más de un hijo, esto significa dedicar un tiempo para jugar a solas con cada uno de ellos, y además, tiempo de juego con toda la familia junta. En el caso de las familias monoparentales, se puede invitar a otros familiares o amigos para jugar con vosotros. Lo más importante es dejarse llevar por el mundo de fantasía de los niños, y disfrutar con ellos. El disfrutar y divertirse tampoco quita para evitar una sobre estimulación, hay que saber cuándo parar y qué límites no se deben sobrepasar.

Beneficios del juego entre padres e hijos

Los beneficios que obtienen los hijos cuando juegan libremente con otros niños, con su hermanos, o solos, son muy importantes. El hecho de no sentirse bajo la vigilancia de adultos es fundamental para su desarrollo. Pero jugar con sus padres, o tíos, u otros adultos de la familia también les proporciona otro tipo de beneficios que vamos a ver a continuación.

Jugar con los hijos les ayuda a desarrollar todo tipo de habilidades

Aprovechando el juego, puedes ayudar a tus hijos a desarrollar mejor sus habilidades sociales y de autocontrol. Muchas veces se compara a la mente de los niños con esponjas porque absorben los conocimientos, y es así, asimilan todo con mucha rapidez. Por tanto, mientras interactúan con los padres, aprenden cómo se comportan las personas en entornos sociales.

Al seguir las directrices de los adultos, también aprenden lo que es aceptable en un entorno social, y lo que no. Además, algunas investigaciones han vinculado el juego físico y el juego de simulación entre padres e hijos con el desarrollo de habilidades específicas como: la creatividad, el desarrollo de la memoria, las habilidades motoras gruesa, la flexibilidad cognitiva, la regulación de las emociones, y las habilidades de liderazgo. 

Muchas de estas habilidades se desarrollan con sus hermanos u otros niños, pero los padres ofrecen formas de juego más variadas y diferentes. La visión del mundo que tienen los padres, mucho más experimentada, puede hacer que la imaginación de los más pequeños se dispare. Además, jugar con los padres produce a los niños una gran satisfacción, porque los ven inmersos en su mundo especial.

madre jugando con bebé

Jugar con los hijos ayuda a construir vínculos sólidos

Si piensas que la relación con tus hijos es algo distante, no hay mejor manera de acercarse a ellos que a través del juego. El juego da alegría, vitalidad y resistencia a las relaciones. Anécdotas que se recordarán con cariño. También puede curar resentimientos, desacuerdos y malentendidos. A través del juego, los niños aprenden a confiar en los demás y a sentirse seguros.

Esforzarte conscientemente en introducir el humor y el juego en tus interacciones diarias con tus hijos, puede mejorar vuestra relación, haciéndola mucho más fuerte y profunda. El juego y las risas desempeñan un papel primordial en la construcción de relaciones sólidas y saludables entre padres e hijos, creando vínculos positivos y resolviendo conflictos.

padre e hija jugando

Jugar con los hijos también es beneficioso para los padres

Sin duda, tomar la decisión de dedicar tiempo a jugar con los hijos, es por los beneficios que ellos reciben, pero como premio, los padres también se benefician. La hormona oxitocina se libera cada vez que las madres y los padres participan en los juegos de sus hijos. Esta hormona tiene un papel esencial en los vínculos familiares puesto que es la conocida como hormona de la felicidad.

Por tanto, aunque te sientas cansado del trabajo y de los problemas de la vida diaria de adulto, piensa en relajarte con tus hijos. Con el juego y las risas se rebaja el estrés rápidamente, y por todos los beneficios comentados aquí, sin duda será la mejor decisión para terminar el día, o la semana. Tus hijos te lo agradecerán, al igual que tu propia salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.