Beneficios de la aromaterapia durante el embarazo

aromaterapia-durante-el-embarazo

La aromaterapia es una rama de la medicina alternativa natural que utiliza los aceites esenciales de ciertas plantas o flores como método terapéutico para la salud tanto física como psicológica. Estos aceites esenciales se extraen de flores, tallos, raíces de plantas y hojas.

Los efectos terapéuticos de las distintas esencias se logran a través de la inhalación a través de un vaporizador o aplicación directa (en la ropa o a través de un masaje).

Durante el embarazo, el uso de la aromaterapia puede ser muy beneficioso, ya que pueden actuar contra el estrés, la ansiedad y el cansancio estimulando las vías olfativas del cerebro.

Los aceites esenciales de lavanda son beneficiosos para aplacar la ansiedad o la depresión ligera. Para esto, agrega un poco de aceite esencial de lavanda en la palma de tu mano y realiza un masaje en la zona del plexo solar (sobre el esternón, en medio de los dos pechos). Para un mejor descanso durante la noche, aplica una gota de aceite esencial de lavanda sobre tu almohada.

Durante el embarazo se deben evitar el uso de los siguientes aceites esenciales: Alcanfor, Albahaca, Anís, Árnica, Artemisa, Ajedrea, Canela, Cedro, Calvo, Ciprés, Citronela, Enebro, Eucalipto, Hierbaluisa, Hinojo, Hisopo, Laurel, Jazmín, Mejorana, Menta, Milenrama, Melisa, Mirra, Nuez moscada, Orégano, Poleo, Pino, Pimienta negra, Perejil, Romero, Rosa, Salvia, Tomillo, Verbena, Tuya e Ylang-ylang; ya que pueden ser dañinos para el feto o irritantes para la piel. Debes evitarlas en enjuagues bucales, aceites corporales o inhalaciones.

Durante los primeros cuatro meses, los aceites esenciales recomendados son el de Pomelo, Bergamota, Lavanda, Geranio, Naranja, Neroli, Melisa y Sándalo. Aunque las esencias estén aconsejadas durante el embarazo para uso normal, intenta que sean en pequeñas concentraciones.

Igual te aconsejamos que consultes a un profesional o a tu médico ginecólogo sobre la practica de aromaterapia durante el embarazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *