Bronquitis durante el embarazo: Cómo superarla

 La bronquitis durante el embarazo es bastante común. Consiste en una inflamación de los bronquios que dificulta la entrada de aire y por lo tanto de oxígeno a los pulmones.

Aparece repentinamente y tiene una duración aproximada de unas tres semanas. La mayoría de las veces la causa de estas bronquitis es un catarro o una gripe mal curada. Suele ser de origen vírico pero algunas veces puede ser debido a una bacteria.

Síntomas de la bronquitis durante el embarazo

  • El síntoma principal es la tos seca y persistente que se intensifica al tumbarse en la cama y al entrar en contacto con el aire frío o ambientes cargados de humo. Esta tos dura hasta diez días y, en algunos casos puede persistir durante varias semanas.
  • Congestión nasal.
  • Mucosidad incolora en los casos de bronquitis vírica. Mucosidad espesa amarillo/verdosa si es de origen bacteriano.
  • Puede dar fiebre.
  • Sensación de presión en el pecho y de ahogo.
  • Presencia de sibilancias o “pitidos” al respirar.
  • Dificultades para respirar especialmente durante una actividad física, aunque esta sea leve.
  • Sensación de cansancio y malestar general.
  • Pérdida del apetito.

¿La bronquitis puede afectar al feto?

Tranquila, la bronquitis sólo puede perjudicar la salud de tu bebé en casos muy graves y/o si no se trata correctamente.

Sí que es más delicado cuando hablamos de mujeres que sufren alguna enfermedad crónica como por ejemplo el asma. Estos casos requieren un control médico riguroso para evitar posibles complicaciones. De todas formas estudios recientes muestran que en algunos casos el asma mejora durante el embarazo y, en otros no supone un empeoramiento de los síntomas.

Tampoco debe preocuparte que la tos repetitiva afecte a tu bebé dado que el saco amniótico lo protege de las vibraciones.

Tratamiento médico de la bronquitis en las embarazadas

Lo primero que tienes que tener presente es que bajo ningún concepto debes automedicarte estando embarazada. Ante los síntomas de una bronquitis debes acudir al médico. Él es quien debe prescribir el tratamiento y las dosis adecuadas. Si ves que lo que parecía un resfriado común no mejora con el paso de los días no demores más la visita y evita futuras complicaciones.

El tratamiento de la bronquitis durante el embarazo es diferente al tratamiento convencional de una bronquitis que, generalmente se trata con corticosteroides y broncodilatadores.

Estos medicamentos tomados por vía oral son completamente contraindicados para mujeres embarazadas, especialmente durante el primer trimestre. El tratamiento por elección suele ser corticoesteroides en formato inhalatorio (Salbutamol) que tienen una absorción a nivel sanguíneo muy baja. También te pueden prescribir antipiréticos y algún analgésico.

Algunos consejos que te harán sentir mejor

  • Una buena hidratación es fundamental, así que asegúrate de tomar suficiente líquido (agua, caldo, zumos, etc.). Evita el café, el té y las bebidas azucaradas.
  • Descansa todo lo que necesites y déjate mimar.
  • Utiliza el humidificador para evitar la sequedad en el ambiente.
  • Evita estar en contacto con personas enfermas.
  • Olvídate del tabaco que podría irritar aún más tus vías respiratorias.
  • Frota tu pecho y cuello con vapor rub antes de acostarte para aliviar la tos.
  • Coloca varias almohadas debajo de tu cabeza, así evitarás la acumulación de mucosidad en tus pulmones.
  • Si eres partidaria de la medicina homeopática puedes tomar Antimonio Tartaricum 30x. Es un tratamiento seguro la bronquitis durante el embarazo.

Remedios naturales que pueden ayudarte

  • El consumo de cítricos te aportará un buen complemento de vitamina C.
  • Las gárgaras son un buen remedio contra la irritación de la garganta debida a la tos persistente.
  • Las inhalaciones de eucalipto o los baños de vapor con agua caliente y té de manzanilla, te ayudarán a descongestionar tu pecho y aliviarán la tos. Coloca tu cabeza tapada con una toalla directamente sobre el agua y respira profundamente.
  • Usa agua de mar o suero fisiológico para tus lavados nasales. Son el mejor mucolítico natural.
  • Come cebolla, tiene un gran poder antiinfeccioso y antiinflamatorio además de enrarecer el moco y contener vitamina C.
  • Recuerda que la miel es un buen remedio natural para suavizar la garganta y aliviar la tos.

Y recuerda, durante tu embarazo nunca tomes ningún tipo de medicamento sin prescripción facultativa. Consulta cualquier duda que tengas con tu médico.


Categorías

Embarazo

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.