¿Es buena idea que tu hijo/a te vea desnuda?

desnudez familia

Muchas madres están preocupadas por este asunto, y es que no saben hasta qué punto puede ser buena idea -o no- que los hijos e hijas las vean desnudas, sobre todo cuando los niños empiezan a crecer y pasan el umbral de los 3 años. Muchas madres se preguntan cuándo es el momento adecuado para que los hijos dejen de verlas desnudas -cuando te cambias de ropa, cuando te bañas con tu pequeño, etc-.

Pero no me refiero solo al hecho de que vean desnudas a las madres, sino también a los padres. Los niños y las niñas pueden comenzar a hacer preguntas acerca del pene de los padres, del propio pene, de la vagina de la madre o de la propia vagina… muchos padres se quedan en blanco y no saben ni cómo reaccionar ni qué responder.

Lo que importa en todo este asunto es sobre todo, no obsesionarse. Posiblemente cuando tu hijo/a tenga más de 7 años dejará de preguntar sobre su autonomía, pero que lo haga antes es saludable y además natural. Si tus hijos te ven desnuda por accidente en la ducha, si te ven cambiarte de ropa o simplemente os ven desnudos por la situación que sea, ¿por qué hay que alarmarse? Si te alarmas estarás enseñando a tu hijo que el cuerpo desnudo es algo malo, cuando es lo más natural del mundo. Simplemente, es necesario poner algunos límites para que los niños sepan que hay ciertas normas sociales sobre la privacidad que hay que cumplir.

 

La realidad es que no hay una edad mágica de cuándo se debe dejar de duchar con un hijo o cambiarse delante de ellos. Cada familia es un mundo y tienen sus propios niveles de comodidad cuando se trata de la desnudez delante de los hijos. Los niños, sin embargo, suelen querer privacidad en algún momento y en realidad, esto hay que respetarlo. Los niños cuando se vuelven más conscientes de sus propios cuerpos empiezan a pedir privacidad y es el momento de ayudarles a entender qué es y por qué es importante.

A continuación desde Madres Hoy os vamos a dar algunas pautas para que puedas decidir cuándo es el mejor momento de dejar de que tu hijo/a te vea desnudo/a, pero recuerda, que depende mucho de la comodidad que tengáis sobre este tema en casa y de vuestros valores.

Alrededor de los seis años

Es alrededor de los seis años cuando los niños empiezan a entender el concepto de la privacidad y podrían aceptarlo y también respetarlo. Puedes encontrar que tu hijo no quiere bañarse con su hermano, que cierra la puerta cuando está en el baño e incluso que se cierra en su habitación para vestirse por la mañana e incluso si quiere jugar él solo sin que nadie le moleste. Esto es normal y debe respetarse.

desnudez familia

Cuando tu hijo te muestra que quiere privacidad, en realidad es una señal de independencia. Esto significa que tu hijo está creciendo y desarrollándose, buscando un poco de espacio para él mismo. Esto es bueno. Lo mejor es respetar estos límites y mostrar a tu hijo que entiendes la importancia de tener un poco de privacidad para bañarse, ir al baño o vestirse… y que del mismo modo, debe respetarlo en los demás.

Hablar sobre los límites personales

Mientras que algunos empiezan a mostrar el querer privacidad alrededor de los seis años, también hay otros niños que no lo hacen. Algunos niños disfrutan de bañarse con sus hermanos y no sienten la privacidad como una necesidad. También podrían parecer ajenos a su desnudez cuando se duchan o se visten. En este caso, es necesario hablar sobre los límites personales dentro y fuera de una familia, 

Todos tenemos nuestras zonas de comodidad y ellos deben aprender a respetar los límites de unos y otros. Es necesario hablar de cosas como llamar a la puerta antes de entrar, preguntar si se puede entrar en una habitación antes de interrumpir en ella, etc. Esta regla es necesario establecerse y así, también empezará a entender los límites de ver desnudos a otras personas. Si en vuestro hogar es algo normal, está bien, pero fuera del hogar igual hay otras personas que no tienen esa misma opinión y los niños de ben respetarlo también. Hablar sobre los límites personales ayuda a los niños a entender los límites de los demás y  establecer los propios.

Ten en cuenta tus necesidades

Esto dependerá de cada uno y de cómo te sientas en diferentes situaciones. Si por ejemplo te sientes cómodo delante de tu hijo mientras estás desnudo, ¿por qué tendrías que cambiar eso? Quizá eres una persona nudista y ves lo natural como lo adecuado. Por el contrario, puedes ser una persona muy pudorosa y empiezas a sentir cierto pudor a medida que tu hijo crece y te ve desnudo/a, en este caso si necesitas más privacidad para ducharte o vestirte, también está bien. Lo importante no solo es establecer límites sobre la privacidad, sino que el niño entienda que pueden existir diferentes niveles dependiendo de las personas. Los niños no tienen que ver la desnudez como algo que dé vergüenza o que esté mal, simplemente que hay momentos en los que se necesita más privacidad que otros.

desnudez familia

La comodidad es la clave

La comodidad es la clave y no hay una regla fija para eso. Los padres deben seguir el ejemplo del niño, es decir, cuando tu hijo te pide privacidad cuando quiere cambiarse de ropa o para ir al cuarto de baño, te está enviando un mensaje claro de que es una necesidad que debes respetar: necesita espacio personal y mostrar su independencia. Esta es una buena señal para que los padres dejen de caminar desnudos o que se duchen delante de sus hijos. Si tu hijo permanece indiferente, no es necesario forzar la situación. 

desnudez familia

Para una mayor comodidad, es importante saber el nivel de comodidad que tiene la familia respecto a esto. Esto significa que se debe prestar mucha atención a cómo los niños se sienten cuando se bañan con sus padres o cuando los ven cambiarse. No es tan importante preocuparse por eso, simplemente hay que dejar que suceda.


Escribe un comentario