Ser buena en el trabajo y conciliar la vida familiar sin ataques de ansiedad, ¿es posible?

La maternidad, especialmente cuando tienes más de un hijo, es maravillosa, milagrosa y todo lo que las mujeres que vinieron a tu baby shower dijeron que sería. Pero también abarca todo de una manera que nunca podría haber imaginado antes de tener hijos; es cansado, llorarás en silencio, te quedarás sin tiempo para ti, no podrás llegar a todo ni debes hacerlo, tendrás que aprender a delegar, etc.

Las mujeres cuando acaban la década de los 30 o están entrado en los 40 años se sienten estresadas, cansadas e incluso, sienten que su vida es un desastre, sin importar lo exitosas que sean. Es posible que tú también te sientas de este modo. La maternidad se siente de una forma muy diferente cuando se es madre que cuando se desea serlo.

Siempre falta tiempo para todo

Siempre hay algo por hacer: las comidas que deben prepararse, la casa debe limpiarse, las tareas que deben supervisarse de los niños, las actividades extra escolares donde hay que llevar y recoger a los niños, el trabajo que hay que mantenerlo para poder cobrar y pagar las facturas a fin de mes. Pero también hay una parte maravillosa: el amor incondicional que nunca se acaba y que siempre tendremos para dar y recibir, cada día de nuestras vidas.

Pero cuando acaba el día, cuando crees que ya está todo hecho, o al menos todo lo prioritario (porque hay días que hay que pensar en lo más importante y dejar a un lado el resto), entonces, cuando crees que ya puedes sentarte o irte a la cama. entonces, te das cuenta de que no todo está acabado, quedan cosas por hacer. O si está todo hecho, habrán cosas que deberás pensar del trabajo o del día siguiente.

Es más que probable que hayas sentido frustración día tras día a causa de no haber podido lograr en un día todo lo que tenías planificado. Porque no importa lo que estés haciendo, siempre estarás pensando lo que deberías estar haciendo en lugar de lo que haces en este instante, ¿o no? Seguro que a ti también te pasa.

Sentimientos constantes de culpa

Si le pones el televisor a tu hijo/a para hacer cosas en casa o adelantar trabajo, seguro que piensas que deberías estar jugando con ella y el sentimiento de culpa no te deja respirar. Piensas que deberías estar ayudándole a hacer los deberes, a potenciar su creatividad, a que se desarrolle plenamente, pero no, tienes que también hacer otras cosas que también son tu responsabilidad, con ansiedad en el pecho. Es posible que sientas ansiedad por todo lo que tienes que hacer incluso antes de que te acabes la primera infusión de la mañana. Siempre sentirás que el tiempo es corto y que esto causa una gran fuente de infelicidad en tu ser.

Te sientes terrible porque aunque las cosas en tu vida sean buenas, ¿por qué parece que no es suficiente? Esto puede hacer que te sientas terrible por dentro. No es fácil equilibrar la vida laboral con una vida con hijos, y menos si trabajas desde casa. Pero es necesario que seas consciente de que hay etapas mejores y etapas peores. Incluso si no puedes hacer todo lo que quieres en este momento, está bien, porque algún día sí que tendrás el tiempo que necesitas para hacer lo que deseas. No merece la pena perder el tiempo culpándote por cosas que querrías estar haciendo y no tienes tiempo. Lo importante es fácil de entender; primero la familia (y tú), después el trabajo, y después lo demás.

Tus hijos SIEMPRE te necesitarán

Es cierto que tus hijos no te necesitarán como lo hacen ahora si son pequeños, pero siempre te necesitarán aunque no te lo demuestren. Cuando parezca que no te necesitan, llorarás por eso. Ahora lo piensas como que cuando llegue ese momento será toda una liberación, pero no. No lo será. Será un momento de vacío existencial con el que deberás aprender a vivir, y te aseguro, que no es fácil hacerlo. Pero se puede.

La vida está llena de etapas, de temporadas diferentes y por eso, es importante que aceptes que ahora si tienes tus hijos pequeños, ellos son el centro de tu atención. Aunque esto no significa que debas decir adiós a tu trabajo o carrera profesional, ni mucho menos. Simplemente tendrás que reorganizar tu vida para llegar a todo y que al final de mes puedas pagar tus facturas y también, estar feliz porque tus hijos saben que te tienen a su lado.

No te tienes que sentir culpable o incapaz porque no llegas a todo. Te sentirás libre. Grita y llora cuando te sientas frustrada, pero recuerda que todo pasa y que no eres menos por llorar, solo estás desahogando tus nervios. Muchas madres se sienten como tú, te aseguro que no estás sola. El cansancio de la maternidad lo tiene hasta esa madre perfecta que tanta envidia te da mirar, quizá ella lo disimule durante el día y llore por las noches. Solo una misma sabe lo que siente.

Valida tus sentimientos y acepta el momento

A medida que vas alcanzando años y experiencia en tu maternidad, es aconsejable que trates de ser más consciente del maratón metafórico que estarás viviendo. No permitas que las tareas de cosas por hacer diarias (tanto en casa como en el trabajo) te desanime. Intenta estar más presente en la vida de tus hijos, pero no solo físicamente, sino también emocionalmente (hacer esto es de lo único que no te arrepentirás nunca).

Es difícil ser madre y trabajadora y todo a tiempo completo. Porque no hay medias jornadas en ser padres. Es difícil ser madre en esta sociedad que no lo valora lo suficiente y encima cuando tienes que trabajar para sacar a tus hijos adelante. Pero eres mujer, madre, trabajadora y luchadora. Lo tienes todo para ser una mujer con éxito. Ser madre y trabajadora puede coexistir, no cancelarse entre sí. Tu nueva temporada a llegado, ¿sabes por qué? Porque puedes hacerlo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Cuidados, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.