¿Buscando una trona para el bebé?

tronas para bebés

Cuando el bebé empieza a comer sólidos y tiene una alimentación mucho más variada las papillas y los purés se convierte en un alimento básico en la dieta de los niños. Pero, ¿cuál es la mejor forma de conseguir que tu hijo esté cómodamente sentado para poder aprender el buen hábito del comer? Necesitará una trona para conseguirlo, y es que es un elemento imprescindible para muchas familias.

Con una trona tu bebé podrá aprender a comer y lo más importante: la comida no acabará por todas partes. Quizá manche un poco, como es normal en todos los bebés que aprenden a comer, pero también estará bien sujeto y se sentirá seguro para que el momento de la comida sea un momento de lo más agradable.

En la actualidad puedes encontrar inumerables tronas en el mercado, tantas, que puede que hasta te sientas algo abrumada porque no sabrás cuál escoger, ni tampoco cuál es mejor para tu bebé. Hoy quiero darte algunos consejos para que el escoger una trona para tu bebé no se convierta en una odisea, y sobretodo, que no te arrepientas después de la decisión tomada.

La seguridad de la trona del bebé

Lo primero que deberás tener en cuenta antes de comprar la trona de tu bebé es que deberá ser segura para que tu bebé esté protegido todo el tiempo. Las tronas altas deberán ser estables para que tu hijo no se caiga de ninguna de las formas. Por eso, antes de comprar la trona para tu bebé deberás cerciorarte de que tiene buena estabilidad.

tronas para bebés

Es primordial que tenga cuatro patas fijas o dos patas y ruedas de freno. Dependerá del modelo, pero sea cómo sea es muy importante que antes de comprarla y llevarla a casa te des cuenta que es estable y que tu bebé no correrá peligro de ninguna de las maneras.

Otro aspecto que no podrá faltar en la trona es el cinturón de seguridad para cuando tu bebé esté sentado en la trona, esto impedirá que se ponga de pie y se caiga. Por supuesto, es de lógica que la trona la deberás tener colocada en tu hogar en un lugar donde la superficie sea estable y la trona pueda mantenerse estable sin que haya peligro de que vuelque.

Además de que tenga el cinturón de seguridad, deberá tener un elemento que separe sus piernas y que al mismo tiempo no permita que el niño se cuele por debajo de la bandeja provocando un accidente. El textil de la trona deberá ser cómodo y que sea sencillo de lavar, es decir, que lo puedas sacar y poner fácilmente.

Tipos de tronas

En el mercado encontrarás diferentes tipos de tronas que están hechas con diferentes materiales y dependerá no sólo de tus gustos, sino también de tu presupuesto que te decantes por una o por otra trona. Cuando compres la trona, deberás comprobar que sea práctica, estable, funcional y por supuesto, los materiales del que está construido la trona.

  • Tronas de diferentes materiales. Las tronas de diferentes materiales o tronas mixtas suelen tener una estructura de plástico y también tienen  nailon para hacerla resistente. También hay tronas con una estructura de metal para aportar seguridad en su estabilidad e higiene, pero que también tiene plástico.
  • Tronas de madera. Las tronas de madera son ideales ya que duran mucho tiempo. Suelen tener textiles de buena calidad pensando en la salud de los más pequeños.
  • Tronas de plástico. Las tronas de plástico están hechas totalmente de este material y también son estables,m higiénicas, ligeras y más económicas.

tronas para bebés

 

Características a tener en cuenta en la compra de una trona

Cuando vayas a comprar una trona además de lo comentado más arriba deberás tener algunos puntos en cuenta para que la trona sea perfecta y que tu bebé pueda disfrutar de ella todo el tiempo que deba comer en ella.

  • Que sea plegable. Es cierto que las tronas fijas son buenas ideas si tienes espacio en tu hogar, pero si no es así, es mejor que sea plegable, así después de su uso tendrás más facilidades para guardarlas en cualquier lugar de tu hogar y si la tienes que llevar a otro lugar, no tendrás gran problema en meterla en el coche y llevártela.
  • Que se adapte a tu bebé. Para que se adapte a tu bebé será necesario que sea regulable para poder adaptarla a las necesidades y altura de tu bebé y también, que tenga un respaldo reclinable. Si la silla puede reclinar la espalda será mucho más cómodo para tu bebé e incluso puede sentarse aquí para descansar después de haber comido (pero en ningún caso deberá ser un lugar de dormir, debe asociar la trona con un momento agradable para comer).
  • Tu bebé deberá estar cómodo. El asiento donde esté tu pequeño tendrá que ser cómodo y respetar su crecimiento, por eso no escatimes en una trona donde el asiento sea cómodo y amplio, así, a medida que vaya creciendo podrá disfrutar también de la silla.

tronas para bebés

  • Comprar una trona evolutiva. Comprar una silla evolutiva es sin duda un gran acierto ya que cuando el niño ya no necesite la trona para comer porque ya podrá comer en la mesa, podrá usar la trona como silla para dibujar o para jugar. La trona se puede convertir en una silla con una mesa y disfrutar de ella en su dormitorio o en el lugar de la casa que pienses que será mejor para tu pequeño.
  • Con o sin mesa. Hay tronas que tienen mesa y otras que no la tienen. Las primeras están pensadas para la comodidad de los padres y que puedan dar de comer a su hijo en cualquier momento o lugar de la casa -aunque es mejor que sea siempre el mismo sitio y a la misma hora para establecer una buena rutina-. Las segundas que no llevan bandeja están pensadas para poner al niño en la mesa con sus padres, tendrás que escoger la que mejor se adapte a vuestras necesidades familiares.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *