Cacas de bebes con mocos, por qué y qué hacer

Durante los primeros meses de vida la dieta de los bebés es líquida. Por este motivo, sus heces son diferentes a las de un niño más mayor que ya coma alimentos sólidos. A veces es difícil saber si las heces de un bebé tienen una apariencia normal o si hay algo por lo que llamar al médico. La presencia de mocos en la caca de un bebé es motivo para ir al pediatra. Lo habitual es que esa mucosidad sea parte de un proceso normal, pero puede ser signo de una infección u otra condición médica subyacente.

Es posible que los padres noten que su bebé tiene mocos en la caca un día y al otro no. Es probable que los síntomas desaparezcan a medida que el bebé crece y su dieta cambia. En la mayoría de los casos, la mucosidad en las heces del bebé no es motivo de preocupación, pero ante cualquier anormalidad, siempre es mejor consultar a su pediatra para que dictamine un diagnóstico.

¿Cuáles son las causas de los mocos en la caca de un bebé?

bebé en cambiador

La mucosidad en la caca del bebé no siempre es motivo de preocupación. Los intestinos secretan moco de forma natural para ayudar a que las heces pasen más eficazmente a través de los intestinos. A veces, un bebé puede pasar algo de este moco en sus heces sin ninguna condición subyacente. La mucosidad puede verse como vetas o hilos viscosos, o también puede tener apariencia gelatinosa.

Es más probable que los bebés que son amamantados tengan mucosidad en la caca porque las heces pasan a través de los intestinos con relativa rapidez. Sin embargo, en otras ocasiones hay condiciones médicas que pueden causar mucosidad en las heces, como las infecciones y alergias entre otras.

Infección

Una infección bacteriana o viral como la gripe estomacal puede irritar los intestinos y provocar inflamación. El resultado es un aumento de moco en la caca del bebé. Con una infección bacteriana, a menudo hay sangre en las heces junto con el moco. Los síntomas adicionales que podrían indicar una infección incluyen fiebre e irritabilidad. Los bebés con una infección también pueden tener heces verdes. Un poco de sangre puede incluso estar presente en casos de irritación extrema.

Alergia a la comida

Las alergias alimentarias pueden causar inflamación. La inflamación provoca un aumento de la secreción del moco, lo que conduce a más moco en las heces del bebé. Estos síntomas generalmente aparecerán dentro de los primeros dos meses de vida del bebé. Las señales que indican que un bebé puede tener una alergia alimentaria son la susceptibilidad y es difícil de consolar, tiene vómitos más abundantes y sus heces van acompañadas con sangre.

pañal

Dentición

Los bebés en proceso de dentición no solo están de mal humor. Los síntomas pueden incluir mucosidad en las heces. La presencia de exceso de saliva y el dolor de la dentición pueden irritar los intestinos, dando como resultado un exceso de mucosidad en las cacas.

Fibrosis quística

Los bebés con fibrosis quística pueden tener una mayor cantidad de mucosidad como efecto secundario de esta afección. La mucosidad tiende a ser maloliente y de apariencia grasosa. Un niño también puede tener poco aumento de peso y retraso en el crecimiento en relación con la fibrosis quística. La afección también hace que se desarrolle un exceso de mucosidad en los órganos, especialmente en los pulmones, el páncreas, el hígado y los intestinos. 

Intususcepción o Invaginación intestinal

La intususcepción o invalidación intestinal es una afección médica grave que puede ocurrir cuando los intestinos de un bebé se deslizan entre sí. Esta es una emergencia medica porque el flujo de sangre se pierde en el intestino y las heces se bloquean. En consecuencia, es posible que un bebé solo pueda expulsar la mucosidad que se ha excretado debajo del área bloqueada. Las heces a menudo se asemejan a una gelatina de color rojo oscuro. Otros síntomas de la intususcepción son el dolor abdominal intermitente, vómitos, sangre en las cacas y letargo o somnolencia extrema.

¿Cuándo consultar a un médico sobre los mocos en la caca de un bebé?

bebé llorando

Los mocos en la caca de un bebé generalmente no es motivo de preocupación siempre que el bebé se comporte con normalidad y no tenga signos de infección o enfermedad como irritabilidad inconsolable, fiebre, y/ o sangre en las heces. Si hay signos de infección o enfermedad junto con mocos en la caca de un bebé, debes acudir al pediatra lo antes posible. También es motivo para acudir al médico si tu bebé rechaza los líquidos o bebe una cantidad mínima de líquidos y comienza a parecer deshidratado. Los signos de deshidratación pueden ser llorar sin lágrimas o tener los pañales poco mojados.

Es importante controlar las cacas de tu bebé. Si ves mocos y te preocupa, coméntaselo a su médico. Es mejor descartar opciones que estar soportando las dudas. Si notas que su caca es rojiza por la sangre o si está enfermo sin una razón aparente, también es importante que lo examine su pediatra para descartar diferentes afecciones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)