Café en el embarazo: ¿se puede tomar?

El consumo de café en el embarazo

El embarazo conlleva una serie de cambios en las rutinas de la futura mamá. Además de todos los cambios físicos, hormonales y emocionales, la mujer tiene que hacer frene a unos cambios importantes en cuanto a sus cuidados y rutinas diarias. Para muchas mujeres, aparcar durante algunos meses esos hábitos puede suponer un problema, como en el caso de las personas acostumbradas a tomar mucho café.

Es fundamental controlar la alimentación y todo lo que se consume en el embarazo. Especialmente cuando se trata de productos que contienen sustancias potencialmente peligrosas para el bebé, como es el caso del café. Por diferentes motivos, este producto puede perjudicar el crecimiento del pequeño e incluso, producir complicaciones durante el embarazo. Pero ¿hay que eliminar por completo el café en el embarazo?

Lo que recomiendan los especialistas es, que durante el embarazo se debe reducir el consumo de café. No obstante, cada mujer y cada embarazo son completamente distintos y por lo tanto, existen excepciones que deben controlar siempre los médicos.

Los efectos del café en el embarazo

Las molestias del embarazo

La cafeína es uno de los componentes del café, esta es una sustancia estimulante que afecta al sistema nervioso. El consumo de café o productos que contienen cafeína durante el embarazo, puede provocar complicaciones como las siguientes:

  • Aumento del ritmo cardíaco e hipertensión, con ello se aumenta el riesgo de padecer la preeclampsia en el embarazo. Una complicación que puede tener consecuencias muy negativas.
  • Dificultad para conciliar el sueño. El embarazo en sí suele complicar la hora del sueño, el abuso de cafeína puede agravar esta situación y es fundamental que la embarazada descanse y duerma lo suficiente para poder hacer frente a su estado.
  • Aumenta el riesgo de tener acidez de estómago. Uno de los síntomas más frecuentes en el embarazo, que además produce mucha incomodidad en quién lo padece.

En cuanto al bebé, los efectos pueden ser similares ya que la cafeína traspasa la placenta. Por lo qué, el pequeño puede sufrir nerviosismo, ritmo cardíaco acelerado o problemas respiratorios entre otros. Pero además, el café contiene otra sustancia que puede interferir en el crecimiento del pequeño.

Los antinutrientes del café

Los antinutrientes son sustancias que contienen algunos alimentos que se consumen habitualmente. A pesar de no ser dañinos por sí solos, al combinarlo con otros alimentos, estas sustancias pueden volverse potencialmente peligrosas.

El café contiene taninos, una sustancia que interfiere en la absorción del hierro presente en muchos alimentos e imprescindible para muchas de las funciones del organismo. Además, limita la disponibilidad de las proteínas, otro de los nutrientes esenciales para el desarrollo del bebé.

El consumo de café y otros alimentos que contienen taninos, como el té o algunas legumbres secas, pueden producir que el bebé no reciba los nutrientes que necesita para crecer correctamente.

¿Debo eliminar por completo el café?

La alimentación durante el embarazo

Si tu consumo de café en general no es muy elevado, no te costará eliminarlo de tu dieta mientras estés embarazada. A pesar de que puedes tomar una taza de café al día, en principio sin riesgo, es aconsejable eliminarlo ya que no contiene ningún nutriente esencial para ti en este estado.

En el caso de que suelas tomar café habitualmente y no puedas prescindir de el, puedes tomar una taza de café grande al día o dos pequeñas. Pero no olvides que estas son las recomendaciones generales, es preferible que consultes con tu médico antes de seguir consumiendo café. El embarazo produce cambios físicos incontrolables y quizá tu consumo de cafeína deba ser diferente de lo recomendado.

Además del café, la cafeína está presente en otros productos y es importante que también controles el consumo de estos. Por ejemplo, el chocolate tiene cafeína, muchas infusiones o los refrescos. Por lo qué, si tomas una taza de café al día, deberías eliminar el consumo de los productos mencionados. Sustituir el café por alguna infusión sin cafeína puede ser una gran alternativa, ya que en muchos casos el café se toma por costumbre social.

En este artículo encontrarás información sobre las infusiones que puedes tomar en tu embarazo sin sufrir ningún riesgo. Además, siempre puedes tomar zumos naturales, agua con frutas etc.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.