Calidez de hogar

Muchas veces, al decorar o intentar hacerlo, el cuarto de nuestro bebé, una serie de inconvenientes suelen interponerse en nuestro camino.

En ocasiones, la solución más conveniente radica en llamar a un profesional, sin embargo, las ideas deben ser propias, pertenecer a los mismos padres del niño, pues este es el toque mágico que podemos otorgar a la habitación.

Por ello, seamos los padres o un profesional los encargados de llevar adelante la tarea de decoración, debemos comenzar por plantear la idea.

Y esto es, ni más ni menos, que proponernos un proyecto, una posibilidad  para luego hacer realidad en torno al cuarto del niño.

La idea surge de una lista de ideas y posibilidades que previamente debemos pautar. Las mismas nacen de nuestra imaginación o se basan en la ayuda que lugares como este sitio, pueden llegar a ofrecer a modo de facilitador.

Y hablamos de facilitador porque cada idea va a ir adquiriendo un toque del estilo propio de cada padre y madre o de cada familia en sí. Por ello, es que simplemente hablamos de ideas.

Los motivos deben basarse en aquellas ideas o conceptos que nos llevan a pensar en el niño y su entorno o su mundo. Por ejemplo, los dibujos, los personajes de fantasía, los paisajes rodeados de paz y armonía, entre otros tantos.

A medida que la idea se vaya concretando, los detalles llegarán solos a nuestra mente. Pues es necesario recordar, que la decoración es además, una obra de arte y que como tal, debe nacer de la misma inspiración.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *