La mejores canciones infantiles de todos los tiempos

canciones-infantiles2

La infancia de todas nosotras ha transcurrido entre canciones de cuna, canciones populares, y otro tipo de canciones infantiles; en cierta forma también hemos intentado transmitir esa ‘cultura’ de la canción infantil a nuestra prole, porque cantar a los bebés y cantar con los niños es una forma maravillosa de estrechar lazos familiares, conseguir momentos de intimidad y ¿por qué no?, divertirnos. Además, no podemos negar que los bebés intentan seguir el ritmo de las melodías, y repetir los estribillos, y eso es beneficioso para su desarrollo.

La canción infantil es atemporal, y podríamos remontarnos varias generaciones atrás para comprobar que en el transcurso del tiempo, las madres, los padres, los abuelos, los tíos, los vecinos… han cantado a los niños; y estos a su vez han hecho lo mismo al crecer, tarareando para otros peques. Además es que ya cantamos a nuestro bebé desde antes de su nacimiento, y lo hacemos como un acto instintivo, convencidas de que nos escuchará, o ¡quién sabe! porque nos encanta hacerlo y nos relaja muchísimo.

Y si los mayores cantamos a los bebés para entretenerles, realizar pequeños juegos ‘de regazo’ o que se queden tranquilitos antes de dormir, los niños han cantado ‘desde siempre’ durante esos estupendos momentos de relación con sus amigos, intentando memorizar letras, con la satisfacción que ofrece sentirse parte de un grupo. No olvidemos que las canciones (especialmente las populares) sirven como hilo conductor de diferentes juegos, y ya se sabe que jugar es la actividad a la que más les gusta dedicarse.

canciones-infantiles4

Las canciones infantiles

Siempre que una pieza musical sea concebida para público formado por niños y / o bebés puede considerarse infantil; puede que vuestros hijos conozcan cantantes y / o grupos (algunos de ellos son niños también) actuales, pero lo que es seguro es que aún recuerdan cómo les cantabais “Cucú, cantaba la rana” hace unos añitos. Más abajo encontraréis una completa selección que creemos os va a gustar.

cancionesinfantiles8

Es casi de sentido común, pero en un intento de ampliar una frase que he introducido más arriba, os cuento que las canciones infantiles tienen una gran influencia en el desarrollo de los niños:

  • Cantar y escuchar canciones infantiles son dos acciones que favorecen las relaciones familiares y entre amigos.
  • Actúa como factor de integración social.
  • Está relacionada con el desarrollo del lenguaje y del habla.
  • Al igual que la lectura, puede mejorar la comprensión oral.
  • Tiene influencia directa en lo que llamamos ‘oído musical’, y mejora el sentido del ritmo.

canciones-infantiles6

Tipos de canciones infantiles

La transmisión oral ha tenido muchísima importancia para mantener los cuentos y las canciones arraigados a las comunidades, por eso hoy en día resulta un poco complicado que a los niños les llegue por esa vía, ya que ‘la vida en la calle’ ha dado paso a la permanencia entre las cuatro paredes de la casa, rodeados de una tecnología que es beneficiosa, pero que también ‘nos roba’ tiempo e interfiere en otras experiencias.

Si las puertas de las casas están cerradas no se puede ir a ver a esa vecina anciana que sabía tantas canciones, si nos niños dedican mucho tiempo a los deberes y a la consola, no jugarán en la calle y no se enseñarán unos a otros esas letras tan entrañables. Pero en las escuelas, especialmente en Educación Infantil, se están manteniendo cancioneros para público infantil, supliendo así la falta de tiempo de las madres y los padres.

Hemos intentado elaborar una clasificación integradora que tuviera en cuenta una parte representativa del cancionero tradicional infantil, así:

Canciones ‘de regazo para bebés’

Todas y todos las hemos cantado cuando nuestros hijos han tenido entre 0 y 18 meses aproximadamente. Se trata de rimas muy sencillas que acompañan acciones mediante las cuales se trabaja la motricidad de los bebés.

Cinco lobitos

Usada para estimular el movimiento de las manitas, y como demostración del afecto hacia los bebés: consiste en un micro relato sobre el ejercicio de la ‘maternidad’.

Aserrín, aserran

Una canción popular que puede utilizarse cogiendo las manitas del bebé sentado en el regazo (y mirando hacia nosotros), mientras se le inclina despacito hacia atrás y hacia adelante.

Mu, mu, mu…

“Mu, mu, mu, duérmete tu; mu, mu, mu, la mula y el buey calientan al buey”. Puede ser a la vez canción de nana, y se podría convertir en el primer villancico del bebé.

Al paso, al trote y al galope.

Es ideal para trabajar el ritmo en los bebés, aunque si son muy pequeños hay que tener cuidado con los movimientos, porque aunque veamos que mantienen el tono muscular en el cuello, su musculatura y articulaciones aún son inmaduras.

Este puso un huevo….

Es un mini juego entretenido para bebés que consiste en nombrar a los deditos de la mano según su función en la preparación “del huevo”. A la mayoría de los peques les encanta y les hace reír.

Cuando vayas a…

También puede jugarse con niños más grandes (de hasta 6 o 7 años) y a todos les gusta: a los bebés los puedes recostar suavemente en el regazo, con peques que ya juegan en el parque, dará igual la superficie. Consiste en hacer como que nos vamos a la panadería, o a la carnicería… o al mercado si jugamos con muchos peques a la vez; una vez allí (imaginariamente) hemos pedido un pedazo de pan o de queso, y acariciamos la barriguita con el canto de la mano que hace como que corta, pero en realidad masajea y provoca cosquillas.

Canciones de cuna o ‘nanas’

Dulces, tiernas, importadas de otros países o muy nuestras… las escuchábamos de boca de nuestra abuela mientras las tarareaba a nuestros hermanos pequeños, y las hemos cantado a nuestros bebés. Son canciones muy cortas formadas por estrofas únicas. Es muy famosa la ‘nana andaluza’ aunque todas conocemos canciones de cuna procedentes de otros lugares del mundo, y más de un compositor clásico tiene en su haber obras de este tipo.

Arroro mi niño.

Una canción que se tararea casi susurrando para que el bebé se relaje.

Duerme negrito.

Atribuida al folkore argentino.

Estrellita dónde estás.

Un clásico de entonación suave y letra dulce que es fácil de aprender y tararear.

La canción de cuna de Brahms.

Una pieza imprescindible en el repertorio de nanas cuya melodía deberíamos aprender para susurrar al oído del bebé somnoliento. Una maravilla.

Los cochinitos ya están en la cama.

Y como a todos los bebés del mundo, su mamá les da besitos para que tengan dulces sueños.

El pollito Lito.

En esta ocasión el protagonista es un pollito recién salido del cascaron, al que los niños adoran.

Canciones para jugar

Rimas para decidir quién empieza a jugar, canciones típicas de corro, carreras canciones de palmas, etc. De cada una de ellas existen múltiples adaptaciones, dependiendo del entorno e incluso de las características de cada grupo de niñas y niños.

Al corro de la patata.

Se trata de una canción de letra y melodía repetida que, sin embargo es muy bien aceptada por peques de hasta siete años. Es divertida y fomenta la actividad en conjunto.

A la zapatilla por detrás.

Canción típica ‘de corro sentado’, y cuanto más grande mejor, acompaña a un juego que consiste en esconder una zapatilla detrás de uno de los niños sentados, mientras el que da vueltas canta y no deja de moverse.

El baile del Chipi Chipi.

¿Te suena? “Ayer fui al pueblo, a ver a la Mari, y la Mari me enseñó a bailar el Chipi Chipi” Es una canción de corro cuya dinámica consiste en ir sacando a bailar mediante imitación del Chipi Chipi (movimientos de brazos doblados delante y detrás). Empieza un jugador, y tras conseguir al primer compañero, el número de bailarines del centro del corro se va doblando porque cada uno busca su pareja.

El escondite / pajarito inglés.

Canción que acompaña a un juego de expresión “congelada” en el que la destreza que vale es mantenerse en la misma postura mientras quien paga, comprueba que nadie pestañea.

¿Dónde están las llaves?

La mayoría la hemos cantado a los niños cuando estos eran pequeños, se canta y se baila danzando en parejas con las manos cruzadas mientras se intenta averiguar quién irá a por ellas.

Don Federico perdió su cartera.

Para casarse con una costurera, y a partir de aquí empieza un relato encadenado que es capaz de mantener la atención de los niños.

Canciones lúdicas

Sin más finalidad que cantar y cantar… y pasar un buen rato 🙂 .

El señor don Gato.

Una canción popular de rimas que relatan una historia encadenada, muy apta para cantar en familia.

El patio de mi casa.

El patio de esa casa eterna en el juego de los niños de muchas generaciones: canción para cantar, para bailar y para reír con los amigos. Evocadora de sueños infantiles y de ese lugar atemporal que se queda fijo en el corazón.

Susanita tiene un ratón.

Esta canción popularizada por una conocida familia de payasos de la tele, quedó anclada en el repertorio que los peques utilizan. Es verdad que Susanita tenía ese ratón chiquitín que comía bolitas de anís, y también lo es que te emocionarás si escuchas a tus hijos cantarla.

Tengo una muñeca.

La dulce muñeca que viste de azul y se resfría, es el pretexto para que los niños encadenen números y recuerden sumas muy sencillas. Es nuestra muñeca de ayer, de hoy y de mañana.

Un elefante se balanceaba.

Si se trata de cantar por cantar, este es un buen ejemplo, y de paso los niños se desternillan imaginando a esos elefantes en equilibrio.

Que llueva.

Aunque hemos investigado no conseguimos dar con el origen de esta canción popular que reza así: “que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva”. Y es porque de manera casi mágica, la tradición oral propició el inicio simultáneo de leyendas en diversos lugares (en este caso de la geografía española). Más que de una oración pidiendo agua para los cultivos, parece tratarse de una especie de conjuro infantil, debe ser por eso que se quedó en lo que es.

Canciones didácticas

La mayoría de ellas se pueden encuadrar en las otras clasificaciones, pero sus características (relatos encadenados, memorización, etc.) hacen que estén muy bien valoradas en las aulas de Educación Infantil, pues ayudan a trabajar aspectos relacionados con el desarrollo cognitivo y de la psicomotricidad.

Debajo Un Botón.

Se trata una canción de memorización fácil para niños de más de 5 años, que consiste en repetición de los elementos a la inversa, una vez que acabamos la estrofa principal. Admite incorporación de instrumentos sencillos de percusión, e incluso teatralización.

Cucú, cantaba la rana.

Es muy apta para estimular la comunicación no verbal en los niños muy pequeños.

Don Pinpón.

Ese muñeco que no crece, se lava la cara con jabón, come con delantal y se marcha a dormir es ideal para aulas desde primer ciclo de Infantil, hasta P4. Permite que los niños ensayen gestualización.

Soy una taza.

Una canción de origen reciente que se ha popularizado y divulgado rápidamente gracias al canta juego. Utilizada en fiestas patronales y eventos infantiles, seduce también a madres y padres quienes no dudan en convertirse en utensilios de cocina para deleite de los niños.

A mi burro le duele la cabeza.

Y el burrito se va poniendo enfermo, mientras el médico intenta aliviarle, y los niños repiten los versos ejercitando la memoria.

Un barquito chiquitito.

Una canción que debe tener hueco en el cancionero infantil para ser recordada, como a ese barquito que se alejó durante varias semanas.

 

cancionesinfantiles7

Las canciones infantiles en la actualidad

Como ya he apuntado, conviviendo con el cancionero tradicional infantil, han ido surgiendo desde hace varias décadas, músicos profesionales que ofrecen productos dirigidos a este público: bandas sonoras de películas, grupos que ofrecen canciones bailables para niños de contenido muy adaptado (como los Cantajuego), incluso niñas y niños (y esto no es un fenómeno nuevo) que forman su propia banda, como por ejemplo los “Furius Monkey Mouse” con música para público más mayor (adolescentes); sin olvidarnos de esas formaciones integradas por varios miembros de una misma familia (Candela, la niña que canta con sus papás).

Así pues el panorama de la música para peques es bastante amplio, aunque es verdad que tanto los propios protagonistas (los niños) como las madres y los padres, nos decantamos cuando son bebés o muy pequeños, por la canción tradicional o popular, de letra fácil y pegadiza, música alegre y ritmos fáciles de seguir para ser usados en juegos o en el contexto educativo.

Imágenes — valentinapowers, François Nicholas Riss, familymwr


Categorías

Entretenimiento

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *