Cantidades moderadas de cafeína durante el embarazo no dañan el coeficiente intelectual del bebé, según un estudio

Cantidades moderadas de cafeína durante el embarazo no dañan el coeficiente intelectual del bebé, según un estudio

Las mujeres que toman cantidades moderadas de cafeína durante el embarazo pueden estar seguras de que no están perjudicando la inteligencia de sus hijos, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por el Nationwide Children’s Hospital de Columbus, Ohio (EE.UU.) que fue publicado en el American Journal of Epidemiology.

La investigación es uno de los primeros estudios que se centran en cómo forma de exposición a la cafeína en el útero afecta a la inteligencia (CI) de un niño en el futuro y en cómo afecta también all comportamiento  en la infancia. Según concluyen los investigadores, no se ha encontrado que la cafeína dé lugar a un coeficiente intelectual reducido o al aumento de los problemas de comportamiento.

“No se encontró evidencia de una asociación adversa del consumo materno de cafeína durante embarazo con la cognición infantil o comportamiento a los 4 o 7 años de edad“, explican los investigadores.

Los investigadores analizaron un marcador de cafeína en la sangre de 2.197 mujeres embarazadas que participaron en el Proyecto Colaborativo Perinatal, llevado a cabo en múltiples sitios en los Estados Unidos entre 1959 y 1974. Según los investigadores, esta era una época en que el consumo de café durante el embarazo era más frecuente que en la actualidad, ya que había poca preocupación por la seguridad de la cafeína.

Los investigadores analizaron la asociación entre una sustancia química llamada paraxantina, metabolito principal de la cafeína, en dos puntos en el embarazo. Compararon los niveles de coeficiente intelectual y la conducta de los niños a los 4 y 7 años de edad.

Los investigadores encontraron que no había patrones consistentes entre la ingestión de cafeína materna y el desarrollo y el comportamiento de los niños en esos momentos de su vida.

De los niños del estudio, aproximadamente el 11 por ciento fueron considerados obesos a los 4 años y un 7 por ciento a los 7 años. Sin embargo, los investigadores no encontraron asociaciones entre el consumo de cafeína de su madre y estos casos de obesidad.

“En su conjunto, consideramos que nuestros resultados son tranquilizadores para las mujeres embarazadas que consumen cantidades moderadas de cafeína o el equivalente a 1 o 2 tazas de café al día,” dijeron los investigadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *