Características de padres tóxicos

Los padres queremos dar lo menos a nuestros hijos. Pero a veces por desconocimiento, por seguimiento de patrones aprendidos, vivencias pasadas o por no saber hacerlo de otra forma, los padres cometemos errores que nos llevan a ser padres tóxicos. Puede que lo seas y no lo sepas. Aquí te pasamos a describir las características de padres tóxicos para saber detectar si lo eres y para poder cambiar.

¿Qué son los padres tóxicos?

Son aquellos padres que por diferentes razones como vimos antes, causan sufrimiento a sus hijos a través de demandas, exigencias y comportamientos tóxicos. Esto provoca en los hijos un mal desarrollo psicológico, un gran malestar emocional y una baja autoestima, cuyas consecuencias pueden marcarlos para siempre y acompañarlos toda la vida.

Los padres somos el primer referente del amor en los niños. Y si esas personas tratan de manipularlos, exigirles, chantajearles… ¿qué concepto del amor le estamos dando a los niños? Pues que si quieres que los demás hagan algo que tú deseas tienes que manipular para conseguirlo, usar el chantaje y lo que sea necesario. Por que tus deseos están por encima de los de los demás. Eso es lo que le estarías enseñando.

Características de padres tóxicos

Como personas que somos es normal que cometamos errores. Pero los comportamientos de padres tóxicos son algo más que un error, son una decisión sobre cómo educar a los niños, a través del miedo, la exigencia, el maltrato…que puede arruinar la vida de sus hijos para siempre.

Veamos cuales son las principales características de padres tóxicos y lo que provoca en los niños.

  • Autoritarios: los que exigen a sus hijos que sean y hagan lo que ellos quieren. No toleran los errores, son muy críticos y perfeccionistas, y crean hijos sumisos, con poca autoestima, inseguridad,…
  • Excesivamente críticos: Son padres que lo único que hacen es criticar todo lo que hacen de malo sus hijos. Critican todo de sus hijos: sus amigos, sus gustos, su comportamiento, sus logros… Nunca dicen nada bueno, se centran en lo malo y los machacan con ello. Más que animar los hunden. Los niños se vuelven inseguros, sin motivación y se sienten poco válidos.
  • Excesivamente protector: Ser excesivamente protector puede ser igual de malo que ser autoritario o excesivamente crítico. El deseo de muchos padres de no querer que sus hijos cometan errores ni se equivoquen ni se hagan daño, los protegemos en exceso. Esto les impide aprender de sus actos, que se hagan responsables de sus comportamientos y de sus vidas. Se vuelven inseguros, dependientes e inmaduros. Ne necesita cometer errores para aprender de ellos.
  • Manipuladores: Son los que a través de la manipulación emocional tratan de conseguir lo que desean de ellos y controlarlos. Los hijos se convierten en víctimas de sus manipulaciones. Este comportamiento provoca en los niños que sean incapaces de tomar decisiones en su vida, se vuelven indecisos, sin confianza en si mismos y huyen de las responsabilidades.
  • Maltratadores físicos y verbales: Por desgracia los sigue habiendo. Padres que creen que la única forma de aprender es a través del miedo, el desprecio y del maltrato físico. El daño que les causa esto a los niños es demoledor. Son padres que se justifican diciendo “es por tu bien” o “a mi me educaron así y mira que bien salí”. El maltrato no puede justificarse de ninguna de las maneras. Los niños educados bajo la violencia pueden reproducir este tipo de comportamientos, tener baja autoestima, sentimiento de culpabilidad, cuadros de ansiedad y depresión… y problemas psicológicos que se extenderán a toda su vida adulta.
  • Los que culpan de todo a sus hijos: Son especialistas de echar la culpa a todos menos a sí mismos. Éstos culpan a sus hijos de sus errores y fracasos, de no haber tenido la vida que quieren, de haber dejado cosas de lado por ellos… Esto produce en los niños baja autoestima, sensación de poca valía personal, culpabilidad, …

Por que recuerda… el estilo educativo que tengamos con nuestros hijos tendrá un efecto en ellos que durará toda la vida. Elige bien cómo quieres hacerlo.


Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.