Características físicas y cognitivas en niños con síndrome de Down

todas las razas down

Cada niño, y cada niña, con síndrome de Down es un ser único. Hay enormes diferencias individuales entre unos y otros. Por eso vamos a tratar de evitar tópicos, falsos mitos y generalizaciones. La variedad de los ambientes educativos, sociales y familiares en los que se desarrollen los niños con Síndrome de Down, influirán en su desarrollo físico y psicológico.

A pesar de que su variabilidad física y cognitiva son muy grandes en este artículo desgranaremos las más comunes, teniendo en cuenta su amplio abanico. Y algo muy importante a tener en cuenta en esté Día Mundial del Síndrome de Down, no se trata de una enfermedad, sino de una alteración genética, hay un cromosoma extra.

Características físicas

niña

En la actualidad su esperanza media de vida de las personas con síndrome de Down es de 56 años, en países desarrollados. Suelen ser niños y niñas de estatura baja, con microcefalia, con características faciales propias. Las manos son pequeñas y anchas, con dedos meñiques cortos y curvados hacia dentro. A menudo tienen los pies planos, la piel seca y los cabellos finos. 

La mayoría de las personas con síndrome de Down tienen cardiopatías congénitas, que suelen ser intervenidas antes de que el bebé cumpla los 6 meses. Además, pueden presentan trastornos digestivos, retraso en la maduración ósea y son tendentes a la obesidad. Son personas altamente tolerantes al umbral del dolor, por lo que si se quejan, es que el dolor es realmente alto.

En un alto grado hay alteraciones de visión, de la audición y en la función tiroidea. En general niños y niñas con síndrome de Down presentan un retraso psicomotor global, con dificultad en la manipulación fina. Los trastornos respiratorios, los frecuentes catarros y las infecciones de las vías respiratorias, son característicos de estos niños.

Desarrollo evolutivo en los niños y niñas Down

Discapacidad intelectual

No se puede determinar el grado de desarrollo que llegará a alcanzar un niño o niña con síndrome de Down. Hay que conocer y creer en sus potencialidades reales, evitar poner límite a sus posibilidades futuras. Y a la vez, la familia no debe crearse falsas expectativas. Estos niños y niñas suelen presentar discapacidad intelectual leve o moderada, con un coeficiente intelectual entre 40 y 65 puntos, aunque hay excepciones.

Los niños con síndrome de Down habitualmente presentan retraso en el acceso a las diversas etapas cognitivas, y en muchos casos, tienen una permanencia más prolongada en cada una de ellas. Su progreso es mas lento, pero las etapas se secuencian de manera muy semejante a la del resto de los niños. 

Su torpeza motora influye en la adquisición de habilidades escolares como la escritura. Por eso se recomienda separar el aprendizaje de la lectura del de la escritura. Estos niños pueden alcanzar un nivel lector aceptable, antes de escribir. Tienen dificultades de atención y son muy tendentes a la distracción, esto les dificulta el acceso a los conocimientos. Presentan dificultad para entender las instrucciones, incluso cuando se le habla a la cara.

Personalidad de los niños con síndrome de Down

Educación Especial

Como se ha señalada al principio cada niño con síndrome de Down tiene características propias de su personalidad. No es cierto el tópico de que todos son cariñosos o tranquilo. La mayoría no presentan problemas importantes de conducta,  se incorporan y participan fácilmente en entornos sociales normalizados.

Podemos nombrar algunas características comunes como son la baja tolerancia a la frustración, una reacción negativa ante la crítica, búsqueda del protagonismo, temor al fracaso, dificultad para ver el punto de vista de los demás, falta de iniciativa e inseguridad ante los imprevistos.

En general niños y niñas con síndrome de Down tienen escasa iniciativa para comenzar actividades o realizar tareas. Los cambios les afectan bastante y se muestran aferrados en sus conductas. También les cuesta inhibir sus manifestaciones excesivas de afecto, de ahí que en las relaciones interpersonales se muestren colaboradores, afectuosos y sociables, y haya venido el estereotipo de cariñosos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.