Carolina Bescansa convierte la maternidad en un asunto de repercusión social

Carolina Bescansa 2

El gesto protagonizado esta mañana por Carolina Bescansa ha desatado una polémica innecesaria, parece que aún no estamos preparados para asistir a cambios sociales que tan bien recibidos son fuera de nuestras fronteras. Carolina es diputada de Podemos en el Congreso de los Diputados, tiene un bebé muy pequeño y se lo ha llevado a la constitución de las Cortes; no era la primera vez que llevaba a su hijo al trabajo, tampoco es la primera (ni la última, espero) mamá que prefiera cuidar en primera persona de una criatura tan pequeña, antes que delegar en la guardería del Congreso.

¿Es que hay guardería en el Congreso? ¿os lo preguntáis? yo nunca lo hecho, de hecho me he enterado hoy mismo, y sí, seguro que facilita la conciliación de madres y padres (siento mencionarles después, enseguida os explico después, que nadie se enfade conmigo); los congresistas forman parte de ese sector de población que tiene la suerte de trabajar en el mismo lugar que sus hijos son atendidos, pero… Digo que facilita la conciliación, y eso está bien, pero no os oiréis nada nuevo si os cuento que en realidad los bebés no necesitan guardería, y que si los llevamos es para poder ir a ganar dinero.

Y ahora volvamos al Congreso de los Diputados, a Bescansa, a su bebé, y a todos los que estamos opinando sobre ello, ¿qué ocurrió cuando hace unos años la eurodiputada Licia Ronzulli apareció en Bruselas con su hija pegadita a su cuerpo en un fular? Entre los círculos de crianza respetuosa, entre los que defendemos la necesidad de los bebés de establecer apegos con sus progenitores (primero con la madre que es quien cubre una necesidad muy básica – la alimentación -, después – o también – con el padre), la noticia fue celebrada; socialmente estuvo bien visto, y sus compañeros lo aceparon de buen grado… Por eso digo que parece que aún no estamos preparados, ¿en instituciones europeas si, en España no?

Licia

¿Postureo? no, no… eso es respetar las necesidades del bebé

Postureo han afirmado algunos medios, incluso mujeres (esto es muy triste) representantes de diferentes entidades; no lo veo así, ¿qué ha aprovechado un día tan importante para que se vea que están a favor de la conciliación? perdonadme, pero el bebé la necesita todos los días, es muy pequeño para que vea interrumpido el contacto con su mamá, ni que sea por unas horas. En este post, la psicóloga Laura Perales, detalla las consecuencias psicológicas para los niños de una baja maternal insuficiente (y por lo tanto, de la separación que sufren los peques, que son muy vulnerables): lo que tenemos en este país es una ‘ilusión’ de permiso maternal y la conciliación está mal entendida y mal aplicada, para empezar las mamás españolas no podemos llegar a los 6 meses de lactancia materna exclusiva que recomienda la OMS. Además ¿tiene que renunciar el hijo de nuestra protagonista de hoy a estar con su madre porque muchos dicen que un personaje público no puede dar ese ejemplo? Es precisamente al revés, como hizo Licia, si tienes la suerte de poder llevarte al bebé, te lo llevas, si además eres visible para la sociedad, mejor, así aprovechamos para reivindicar las mejoras que madres de todo el mundo necesitan para compatibilizar maternidad con presencia social.

Por que sí, tenemos a nuestra disposición guarderías, también podemos contratar cuidadores, o repartirnos la crianza con la pareja; respecto a lo último, el papel de los padres llega, acaba llegando. Si tras el nacimiento sustenta a la madre y apoya en tareas domésticas, poco a poco va teniendo presencia en la vida del bebé, y llega una edad en la que quizás sea más importante que la mamá; soy de la opinión de que hay cosas que pueden ser de otra forma a como la Naturaleza dispone. Disponemos de esos recursos, y también tenemos la capacidad de decidir cómo atendemos a nuestros hijos.

carolina_bescansa_bebé_-_Cerca_amb_Google

Un asunto de repercusión social

Precisamente estaba pensando en unas afirmaciones de la socióloga Carolina del Olmo, autora del libro ‘¿Dónde está mi tribu?’, habla de la maternidad como asunto de repercusión social; como digo, pensaba en ella cuando he llegado a unos tweets de Ada Colau, quien afirma que los bebés deberían ser bienvenidos en el Congreso, y apunta además ‘Madres antes que todo’, estoy de acuerdo con ella.

_18__adacolau_-_Búsqueda_de_Twitter

Siguiendo con del Olmo, está convencida la maternidad es un asunto ‘atravesado por todo tipo de cuestiones sociales, políticas y económicas’. ¿Pero cómo podría llegar a tener tal repercusión si ponemos pegas a que las madres se muestren con sus hijos?

No puedo más que espantarme cuando leo comentarios a la noticia, en el sentido de ‘ahora solo falta que le de pecho delante de todos’; pues no sé si Bescansa amamanta o no (y no es objeto de este post), pero si lo hiciera ¿hay algo de malo en alimentar a un bebé? Si precisamente de lo que se trataría es de normalizar la lactancia materna, que pese a los esfuerzos que se realizan, aún resulta molesta para muchas personas del entorno de las madres.

¿Reparto de tareas?

También hemos leído que lo verdaderamente ejemplarizante hubiera sido ver a un papá congresista con un niño en el escaño, no entiendo este planteamiento, la verdad. Tenemos que reivindicar la igualdad, sí, pero sobre todo la igualdad de oportunidades, y la igualdad en la diferencia (perdonad el lío). Un papá puede llevarse a un bebé ¡claro que sí!, pero en este caso son Bescansa y su pareja (si la tiene) quienes deciden quien cuida del peque.

He comentado más arriba que no es la única que ha realizado un gesto similar, por ejemplo, hará unos 4 años, una senadora del PSC llevó a un pleno de control con un bebé, para reivindicar voto telemático en el Senado, como hay madres o padres que piden trabajar desde casa, no hay diferencia.

De lo que no cabe duda, es de que la congresista ha dado ejemplo (buen ejemplo, me refiero), y ha provocado un pequeño giro en el día que todos estábamos más pendientes del pacto entre PSOE y Ciudadanos, para que Patxi López asumiera la presidencia del Congreso. Ha sido un giro en favor de la maternidad y de la infancia.

Lo que ha hecho Carolina Bescansa no es postureo: es apostar por esa conciliación de verdad que todos anhelamos.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *