Carta de un Sacerdote a su Jefe de Estado – VIII

F. Mi compañero, ……..  contextualizó la pregunta valorando su defensa de los derechos humanos y condena de la guerra.
• Nunca comprenderé por qué, personas que defienden tanto los derechos humanos de los ya nacidos, incluso derechos de los animales, (algunos pacifistas, ecologistas…) no defienden igualmente la vida humana más débil, la no nacida. Es demagógico acusar a la Iglesia de lo contrario, como algunos sugieren.
• Espero que usted no lo haga. Sabe que la Iglesia es la institución que más, mejor, desinteresada y personalmente defiende la vida de toda persona: al no nacido y también, al moribundo, al parado, al enfermo, al hambriento, al perseguido, al anciano, al emigrante… hasta al pecador. Quien niegue esto niega la evidencia.
• Las tres horas que me cueste escribir esta carta no mermarán mi interés por preparar bien en la parroquia la inminente Campaña contra el Hambre de Manos Unidas. Ayúdeme a que no gaste más tiempo en estas cartas y por estos temas, ya le escribiré otra sobre sus promesas, los Objetivos del Milenio, la condonación de la Deuda a los países empobrecidos, ayudas al desarrollo…

Es cierto que los cristianos hemos de seguir el mandato de Jesucristo: “opción preferencial por los pobres”, el problema es identificar la pobreza exclusivamente con las carencias materiales o monetarias, fruto de una interpretación materialista del Ser Humano.


Categorías

Embarazo
Etiquetas ,

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.