Casi un año ha estado este bebé microprematuro en cuidados intensivos. Ya está en casa

Casi un año ha estado este bebé microprematuro en cuidados intensivos. Ya está en casa

Trevor Frolek nació a las 23 semanas de gestación en agosto de 2014. Hace unos días, casi un año después de su nacimiento, Trevor ya está en casa. 345 días en la unidad de cuidados intensivos neonatales de un hospital de Dakota del Norte (EE.UU.) han obrado el milagro y este bebé microprematuro ha salido adelante.

Trevor no pesó ni medio kilo al nacer. Ahora luce una preciosa sonrisa y unos magníficos 10 kilos de peso.

 

La historia de Trevor

Estaba prevista que la mamá de Trevor saliera de cuentas en diciembre, pero el 12 de agosto empezó a sentirse mal y la llevaron al hospital. Y nació Trevor.

Como la mayoría de los bebés nacidos a las 23 semanas de gestación, Trevor no respiraba por su cuenta y necesitaba soporte vital. Cuentan las enfermeras que el niño era increíblemente frágil, que tenía gelatinosa y fácil de rasgar y contusionar,  “casi como la de un paciente quemado”. Para mantenerlo caliente, las enfermeras lo envolvieron en plástico.

trevor al nacer

Las enfermeras pronto vieron señales de que Trevor era un luchador. Se movía y se mostraba y se mostraba molesto por todo el alboroto alrededor de él. Aún así, hubo retrocesos. “Los bebés que nacen que temprano tiene un montón de retos para todos los sistemas del cuerpo”, dicen las enfermeras.

En septiembre, un médico llamado los Froleks a medianoche y los instó a correr al hospital. Trevor no estaba muy bien, por lo que la pareja se sentó al lado del bebé durante horas, observando su cara y sus ojos.

“Dijimos adiós … estábamos listos para retenerlo y dejarlo ir, si lo necesitaba”, recuerda su madre.  “En el momento en que nos fuimos a dormir, abrió los ojos esa noche por primera vez. Así que era una especie de señal de que estaría con nosotros por un tiempo más largo”.

Trevor necesitó cirugía de corazón y ojos debido a problemas comunes en los microprematuros. También tenía los pulmones frágiles y tiene problemas para comer, lo que alargó su estancia en el hospital más todavía.

Pero Trevor ya está en casa y, aunque necesitará ser vigilado de cerca por sus médicos, de momento lo ha logrado. Aunque necesita aún un tubo de oxígeno y un tubo de alimentación, podemos celebrar otro milagro de la ciencia y de la vida.

trevor


Categorías

El bebé, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *