Crianza en brazos. Porteando con seguridad

porteo-4

El primer año de vida los bebés dependen para todo de sus padres y siempre deben ser transportados por un adulto.

Aunque lo natural seria cargarlos en brazos o con un portabebés, durante muchos años esto se ha tenido como un error.

Es frecuente aun, que cuando se ve a un adulto cargando un bebé surjan todo tipo de comentarios negativos y críticas: Se va a acostumbrar a los brazos, te tomará el pelo y no querrá andar, le vas a malcriar, vas a hacer que se tuerza su columna o te vas a hacer daño en la espalda…

Vamos a ver qué hay de verdad en todo esto.

porteo-6

Que es el porteo

Generalmente identificamos el porteo con llevar al bebé en un portabebés en lugar de en un carrito. Realmente el porteo es algo mas que transportar al bebé en brazos o en un portabebés. Porteo es parte de una forma de crianza en la que el bebé se separa lo menos posible de sus padres, que lo cargan en un fular o portabebés, pegado a su cuerpo.

El ser humano ha criado a sus retoños de esta forma durante siglos y en muchos lugares del mundo sigue siendo algo habitual que permite realizar otras actividades de la vida cotidiana sin problemas y también proteger al bebé de los peligros del entorno.

Aunque actualmente tenemos otros sistemas alternativos como carritos o sillitas de paseo, el porteo supone una buena alternativa para que nuestro hijo no se sienta, de repente, lejos de todo lo que ha vivido los últimos 9 meses: el olor de su mamá, su calor, el sonido de su corazón…

porteo-3

Beneficios del porteo para el bebé

  • El contacto directo con los papás tiene muchas ventajas, mejorando el vínculo y la seguridad.
  • Los bebés lloran menos.
  • Mejora el sueño del bebé, que se encuentra seguro y tranquilo y duerme mejor.
  • Favorece la lactancia materna: Tener al bebé pegado a nosotras hace que mejore la producción de leche y fomenta la lactancia a demanda.
  • Apego seguro: Hace que aprendamos a reconocer las señales del bebé mas rápidamente y atendamos antes sus necesidades.
  • Mejora su bienestar: se regula mejor su temperatura, se alivia el reflujo gastroesofágico, el bebé expulsa mejor los gases…
  • Protege el desarrollo de la espalda y las caderas. Aunque a veces pueda parecer que cargar al bebé puede perjudicar al desarrollo de su columna, lo cierto es que mejora el tono muscular y la curvatura fisiológica de la espalda.
  • En todas las maternidades existe el método canguro para el cuidado de bebés prematuros. En este método los bebés permanecen varias horas al día sobre sus padres, manteniendo el contacto piel con piel. Y se ha demostrado que esto mejora su desarrollo tanto físico como intelectual.
  • Menos crisis de cólico de lactante.

Beneficios del porteo para los papás

  • Aumenta tu autonomía; tener las manos libres nos permite realizar otras actividades, además resulta mas fácil movernos por cualquier lado, no importa si hay escaleras o tenemos que cruzar una calle…
  • Disminuye la depresión postparto y mejora la autoestima y seguridad de la madre. El bebé está mas tranquilo, llora menos y duerme mejor, por ello la mamá se ve mas segura y confiada.
  • En muchas ocasiones se critica el uso del portabebés por el posible daño para la espalda del porteador. El uso de portabebés ergonómicos no causa daño en nuestra espalda. Usados correctamente protegen y favorecen que fortalezcamos la musculatura.

porteo-2

Porteo seguro

Existen unas normas básicas de seguridad que es importante conocer y respetar.

  • La cara de tu bebé debe permanecer siempre visible.
  • Vigila con frecuencia su postura. Es importante que la cabeza del bebé no se gire hacia adelante. Su barbilla puede tocar el pecho, haciendo que se obstruya la vía aérea, el bebé no podrá llorar para avisarte y se puede provocar su asfixia.
  • Vigilar que nada obstruye su nariz y que respira libremente. Si se tapa con la tela la cara del bebé, el niño puede volver a respirar su propio aire…
  • Evitar que la cara del bebé se apoye contra tu cuerpo.
  • No utilices el portabebés en un vehículo.
  • Utiliza siempre sistemas portabebés apropiados para el peso y la edad del bebé. No todos valen.
  • Si tu bebé es prematuro o tiene bajo peso consulta con un experto antes de portear. Puede que no esté indicado si éste es tu caso.
  • Comprueba frecuentemente la tela, las costuras, la presencia de pliegues y los broches o cremalleras y su estado.
  • Se prudente, no utilices el portabebés si vas a realizar alguna actividad o deporte de riesgo, como subir laderas, montar a caballo, montar en bicicleta, patinar, etc.
  • No cocines con el bebé puesto en el portabebés, en la cocina el riesgo de quemaduras siempre existe.

porteo-5

Hasta cuando portear

No existe límite de edad o peso, solo depende de que tanto el bebé como los papás quieran hacerlo.

Es difícil empezar a portear cuando el bebé es grande, es mejor hacerlo desde pequeño. Así,  fortalecemos los músculos de nuestra espalda y el bebé estará acostumbrado a la sensación de ver las cosas desde el portabebés.

Ten en cuenta que el bebé necesita sentir nuestra compañía. Cuando esté preparado irá solicitando mayor autonomía, respeta sus deseos cuando te pida dejar de portear.

¿Cuál es el mejor portabebés?

Elige siempre un portabebés ergonómico. Hay muchos tipos. Tendréis que valorar cual se adapta mas a vuestras necesidades: Mochila ergonómica, Mei tai, Bandolera de anillas, Pouch, Fular.

Precauciones

La posición del bebé: en forma de “ranita”. Sus piernas formando una M, con las rodillas más altas que el culito y espalda formando una C.

Ajustar al bebé de manera que quede bien pegado al cuerpo del portador. Estará bien colocado cuando al agacharte el bebé no se despega prácticamente de tu cuerpo.

El bebé debe quedar suficientemente alto, una forma de comprobarlo es que puedes darle un besito sin prácticamente agacharte. De esta manera el peso se reparte bien sobre tus caderas y no cargas las lumbares.

Las tiras de los hombros deben ser anchas para que el peso se reparta bien. Además, no deben quedar cerca del cuello, es mejor que queden sobre los hombros o entre ellos y el cuello. Tu columna cervical lo agradecerá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *