Celebra la llegada del verano con estos helados caseros

La época veraniega está a punto de comenzar y para muchas personas, la temporada de helados por excelencia. En todas las ciudades se pueden encontrar heladerías artesanales, donde seguro que puedes encontrar helados muy buenos. Pero también tienes la posibilidad de realizar tus propios helados caseros, mucho más saludables ya que podrás elegir los ingredientes.

Sobre todo si hay niños en casa, es importante vigilar la cantidad de azúcar y de grasas que consumen. Pero para que una buena alimentación, no signifique renunciar a ciertos placeres como los helados, hoy vamos a aprender a realizar helados caseros. No te preocupes si no eres una experta cocinera, no es necesario tener grandes conocimientos cocineros, ni siquiera necesitarás herramientas específicas.

Aunque puedes encontrar máquinas heladeras, que pueden hacerte mucho más fácil la tarea. Hoy vamos a explicar paso a paso la técnica para poder realizar diferentes tipos de helados caseros. Desde los polos más sencillos, pasando por los granizados, hasta el helado más cremoso.

Cómo hacer helado cremoso casero

Puedes hacer helado cremoso con cientos de ingredientes diferentes. Pero para que el helado tenga la misma textura que podemos encontrar en las heladerías, tenemos que utilizar una máquina heladora o seguir estos pasos. El proceso se realiza para evitar que al congelar, aparezcan cristales de hielo en el helado. Si congelamos la crema sin más, aparecerán estos cristales de agua, lo que estropearía la cremosidad del helado.

  • La técnica es la siguiente: 

Prepara un bol bastante grande lleno de cubitos de hielo y añade medio vaso de sal aproximadamente. La crema de helado debes prepararla en un bol más pequeño, para que quepa en el anterior recipiente con el hielo. Con una batidora de mano, bate bien los ingredientes durante unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, tapa el recipiente del helado con un film transparente procurando que no quede nada de aire. El film debe tocar el helado para que no se reseque la capa superior.

Introduce los dos recipientes juntos al congelador, durante unos 45 minutos. Sacamos el helado y volvemos a batir  unos 5 minutos más. Después, vuelve a tapar el bol donde esté el helado con papel film, que toque bien el helado. Y ponemos de nuevo en el congelador, esta vez sin el recipiente con hielos. El helado debe estar bastantes horas en el congelador, por lo que puedes prepararlo la víspera y dejar toda la noche.

El resultado será un helado cremoso y delicioso. Para realizar el helado cremoso puedes utilizar los ingredientes que prefieras. La base es la misma, necesitas 400 ml de nata líquida con alto porcentaje de materia grasa, la de repostería sería la adecuada. A continuación encontrarás, algunas recetas de helados de los más tradicionales.

Recetas de helados caseros

Helado de vainilla

  • 400 gr de leche condensada
  • 400 ml de nata líquida
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Mezcla la leche condensada y la vainilla. Monta la nata con unas varillas e incorpora la leche condensada con la vainilla. Mezcla bien hasta obtener una crema suave, sin grumos. Realiza los pasos anteriormente detallados.

Helado de chocolate

  • 400 ml de nata líquida
  • 350 gr de chocolate negro
  • 100 ml de leche
  • Separa el chocolate de forma que tengas unos 75 gr aproximadamente, trocea en pequeños cubitos. El resto del chocolate se ralla y se mezcla con la leche. Fundir al baño maría y cuando esté listo, dejamos templar pero sin que se enfríe del todo para que no se solidifique. Montamos la nata e incorporamos el chocolate y los trocitos de chocolate que habíamos reservado. Realiza los pasos para congelar el helado.

Cómo hacer polos de frutas

También puedes hacer helados más fácilmente utilizando frutas de temporada. De esta forma te aseguras de que los más pequeños están tomando su correspondiente ración de fruta. Estos polos son muy saludables ya que no llevan nada de grasas, así que son perfectos para toda la familia. Los ingredientes serán los que más gusten a todos en casa, el procedimiento es muy sencillo.

Polo de fresa y plátano

  • 1 plátano
  • 4 fresas
  • 1 vaso de agua
  • azúcar o edulcorante al gusto
  • Tritura bien todos los ingredientes hasta que no queden grumos. Puedes utilizar moldes para helados pero si no tienes, utiliza cualquier vaso que tengas en casa. Coloca en el centro un palillo de helado, para que se quede en el centro sujétalo con una pinza de la ropa que descansará sobre el borde del vaso. Vierte la mezcla y mete al congelador durante varias horas. Y ¡listo! ya tienes unos deliciosos polos de frutas para disfrutar en familia.


Categorías

Recetas Fáciles

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.