Cuándo y cómo hacer dieta sin gluten

Hoy día mucha gente hace dieta sin gluten. Algunos lo hacen por moda o por que alguien les dijo que había perdido peso al dejar de consumirlo y se lanzaron a ello sin pensar en las posibles consecuencias.

Si hay algo que preocupa a una madre es la salud y la alimentación de sus hijos. No debe, por tanto, jugar con este tipo de cosas y dar un ejemplo, que además, puede ser nocivo para la salud.

¿Por qué no debes eliminar el gluten de tu dieta sin consultar a un médico?

La enfermedad celíaca es un trastorno autoimmune, con un factor, que se puede activar o no , durante cualquier momento de la vida.

Por lo cual, es posible que la enfermedad se mantenga recesiva y se active al volver a introducir el gluten en tu dieta. También es posible que los síntomas que ocasiona este trastorno hayan sido leves o que no los hayas relacionado con el consumo de gluten.

Algunos de los síntomas de la celiaquía no son digestivos, se puede presentar anemia, dolor articular, rigidez muscular, estrés, psoriasis, aftas o llagas en la boca, etc.

Otro motivo importante para no eliminarlo de la dieta es que no se puede diagnosticar correctamente una celiaquía si no hay un consumo de gluten, ya que al abandonar su consumo, los análisis y pruebas diagnósticas pueden dar un falso negativo. Eso provoca un mal diagnóstico que irá en perjuicio de tu salud o la de tus hijos, según el caso.

Otros trastornos relacionados con el gluten

Existe otro motivo para no eliminar el gluten de la dieta, y es que se puede desarrollar una intolerancia al mismo, sin ser celiaco, ya que el sistema inmune lo podría detectar como extraño y no poder digerirlo adecuadamente. Esto es más probable que ocurra si ya existen otras intolerancias alimenticias o alergias a alimentos.

En la intolerancia al gluten, a efectos prácticos, la sintomatología es la misma que en la celiaquía, pero la primera tiene factor genético y la intolerancia puede venir inducida por otra enfermedad ( como por ejemplo la enfermedad de Crohn o colon irritable) o por otras intolerancias.

Hay que resaltar la existencia de la Sensibilidad al gluten no celíaca. Siendo esta la más difícil de detectar, ya que no existen pruebas diagnósticas que la detecten, solo una mejora sintomática al eliminarlo de la dieta. Antes de hacerlo, debes haber descartado las dos anteriores, además de cualquier otro trastorno autoinmune que pueda provocar esos síntomas.

Tratamiento a seguir tras un diagnóstico eficaz

El único tratamiento que existe para todos estos trastornos es: eliminar el gluten de la dieta.

Es algo en apariencia sencillo, pero complicado a la vez. No basta con dejar de tomar pan y productos elaborados con harinas o cereales. El gluten está presente también en embutidos, carnes procesadas, bebidas, medicamentos, etc. A partir del momento en que se elimina el gluten de la dieta, debes leer cada prospecto y cada etiqueta al detalle.

Existen alternativas sin gluten a alimentos como la pasta

Otra cosa a la que deberás prestar especial atención es a la contaminación cruzada. No puedes cocinar sin gluten sobre una encimera sobre la que has cortado pan, aunque retires las migas, pueden quedar partículas, por lo que se recomienda limpieza a fondo antes de comenzar a trabajar sin gluten. Esto es aplicable también a los cubiertos y vajilla, tanto como a cazuelas, horno, tostador y cualquier otro electrodoméstico que hayas usado para calentar o cocinar, productos con gluten.

Es muy importante que se tenga en cuenta todo esto a la hora de cocinar y servir la mesa donde comerá alguien con dieta sin gluten. El pan y los alimentos que lo contengan deberán estar lo más alejados posible de él y no se deberá pasar el pan por encima de su plato, pueden caer partículas que le ocasionen un brote y vivir una situación bastante desagradable.

La importancia de la comprensión

Cada vez existen más lugares en donde se pueden adquirir productos adecuados a la dieta o locales donde se puede comer sin gluten con tranquilidad.

Pero aún así, quien hace dieta sin gluten, se siente diferente y necesita sentirse comprendido.

Dulces sin gluten para una fiesta navideña

Si tu hijo lo es, necesita que le hagas sentir que no hay nada malo en serlo, que es diferente y que debe cuidar su dieta, pero que eso es todo. Es un apoyo imprescindible para su autoestima, este trastorno puede hacerle sentir desplazado en fiestas como son los cumpleaños.

Si le invitan, las mamás deben conocer el tema y las pautas. Si es necesario, prepara una merienda adaptada para que se la puedan servir. Pero es muy importante que esto no se convierta en algo que limite su vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *