Consejos para saber cómo preparar una cena familiar

Cómo preparar una cena familiar

Reunir a todos los miembro de la familia alrededor de una mesa para cenar, es una de las mejores formas para reforzar la comunicación y lo lazos familiares. Si este acto, se establece como una costumbre, es normal que se convierta en un momento idóneo donde poder conectar con los diferentes miembros de la familia. Es por ello, que en esta publicación vamos a tratar de explicarte cómo preparar una cena familiar a la perfección.

El realizar este tipo de reuniones, tiene bastantes aspectos positivos, ya que los más jóvenes de la familia toman este acto como algo beneficioso tanto para ellos como para su aprendizaje en cuanto a esfuerzo, cooperación, comunicación, etc. Además de todo esto, las cenas o comidas familiares pueden ser un acto muy positivo para el desarrollo intelectual de los más pequeños de la casa ya que, al comunicarnos con ellos pueden ir añadiendo vocabulario, formas de expresión nuevas, etc. Es un momento, en el que todos los miembros deberían disfrutar de la comida y de la compañía.

¿Cómo debo preparar una buena cena familiar?

Mesa cena familiar

En este apartado, no vamos a hablarte únicamente de lo referente al menú que se debe preparar sino de, aspectos que debes tener muy en cuenta. Marcar una hora del día para disfrutar de una comida o cena todos juntos, es un aspecto muy beneficioso para todos los miembros de la familia. Establecer ciertas normas o reglas, dará un buen resultado.

A continuación, vamos a ir señalándote diferentes consejos  a tener en cuenta a la hora de preparar y disfrutar una cena familiar.

Menú de la cena familiar

Nosotros desde Madres Hoy, te aconsejamos que una buena idea, es realizar una reunión a la semana para elaborar un menú para la cena. Es importante, que cada uno de los miembros de la familia pueda aportar o proponer un plato diferente y así, poder elaborar un menú variado, equilibrado y sobre todo saludable.

Con esta idea de poder proponer platos diferentes, evitamos repetirlos y además, una planificación de cómo va a ser el menú y la cena. Se puede ir añadiendo actividades o normas diferentes en cada cena, por ejemplo a la hora de ir a hacer la compra pueden elegir los más pequeños de la casa lo que ese día se cocinará.

Cada uno tiene una misión

Cocinando cena familiar

Es fundamental la división de tareas y, la implicación de todos los miembros. Puede ser cocinando, recogiendo la mesa o lavando. Cada cena familiar, puede implicar que las tareas sean diferentes, es decir vayan rotando. Los adultos, pueden encargarse de la parte más complicada como puede ser el momento del cocinado y los pequeños pueden poder la mesa, cortar el pan o alimentos que necesiten sus padres, poner el lavavajillas, etc.

Este momento de dar responsabilidades a los niños es fundamental para que se sientan útiles, responsables y para ayudar en su organización. Recuerda que también es importante, incluirlos en el proceso de cocinado, nos referimos a ayudar a cortar, mezclar, batir…

Ambiente familiar

Un acto que os aconsejamos al cien por cien es que, en el momento que os sentéis a la mesa a comer, dejéis a un lado los teléfonos móviles. Durante el tiempo que dure la cena tanto los teléfonos, como el televisor os recomendamos que estén apagados para así poder comunicarnos entre nosotros con mayor facilidad, sin estar distrayéndonos con ningún elemento externo.

Se debe desarrollar una cena con un ambiente familiar y tranquilo, donde se pueda hablar de manera fluida de cualquier tema o problema que se haya tenido durante ese día o semana.

Cena familiar informal o no

Cena familiar

Si se trata de una cena familiar en la que os queréis sentir realmente cómodos, no dudéis en hacerlo y si para ello debéis estar en pijama o chándal, no seremos nosotros los que os digamos que no debéis estar así. Desde aquí, os recomendamos que os olvidéis de las formalidades en caso de que sea una cena familiar de los de casa. Si por otro lado, es algo más formal depende de cada uno de vosotros la vestimenta que queráis llevar.

Todo esto de la informalidad, también lo podemos dirigir hacia la vajilla que se utilice, el menú a disfrutar o incluso la forma en la que nos comportamos o comunicamos. Siempre presentando unos buenos modales, sin discusiones, malas caras o formas.

Una buena comunicación

Como todos sabemos, es algo fundamental pensar en temas interesantes para entablar una conversación en una cena familiar. Los adultos, suelen ser los encargados de ir marcando un ritmo a la conversación e ir añadiendo temas de interés. No es aconsejable, que se creen momentos de silencios incomodos o tensos debido a opiniones dispares. Los pequeños, deberán sentirse lo más cómodos posible e incluso participar en las conversaciones.

Te recordamos, que para saber cómo preparar una cena familiar, no solo debes centrarte en qué menú debes elaborar para agradar a tus invitados, sino que es imprescindible tener en cuenta esta serie de consejos que acabamos de nombrar. No todo está ganado con la comida, sino que debe darse una buena conversación, un ambiente cómodo tanto para adultos como para niños y que el ambiente sea fluido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.