Cenas en familia, ¿sabes lo importantes que son para vuestra relación?

cena-en-familia

Las familias actuales: nucleares (y a la vez diversas), con poco tiempo que dedicarse unos a otros… en más ocasiones de las que desearíamos, las prisas forman parte de nuestra vida cotidiana. Y con las prisas llegan también el estrés y la falta de calidez, justo lo contrario de lo que los niños necesitan para desarrollarse armoniosamente. Hay varios factores que contribuyen a esta situación, y no sólo los horarios de las madres y los padres, también el exceso de deberes (del que en ocasiones hemos hablado en el blog).

Para encontrar una buena solución deberíamos pensar en cambios grandes, pero lo que hoy os vamos a proponer es más sencillo. Muchas veces habéis oído o leído sobre las comidas familiares y la importancia de compartir mesa con los niños. Realmente incluso ese acto en apariencia sencillo es difícil, por eso nos vamos a enfocar en las cenas, y os vamos a animar a que seáis parte del cambio: es más que sentarse juntos.

Parece claro que por la mañana, y aunque nos deportemos con tiempo para realizar un buen desayuno, estamos al servicio del reloj, además ¡hay tantas familias en las que uno de los progenitores ya se ha marchado mientras los niños comen! Al medio día (y según datos del Ministerio de Educación, (como nos contaba este post) un 40 por ciento del alumnado está comiendo en los comedores escolares, y un número también importante de niñas y niños lo hacen en casa de los abuelos. Descartamos también esta comida y nos vamos a la cena como el momento idóneo de reunión familiar.

Cena-familiar2

Cenas en familia: más importantes de lo que crees.

Pues sí, y aunque estás pensando en el valor de la comunicación y en el placer de veros todos las caras sin tener que salir corriendo a ningún sitio; me gustaría empezar este apartado, contándote que la cena debería aportar nada menos que un tercio de los nutrientes de una dieta diaria equilibrada. ¡Un tercio! ¿te das cuenta de lo importante que es planificar con cuidado esta comida?

La última comida del día (que realizaremos a una hora temprana) no debe ser un tentempié puesto que es la previa a varias horas de ayuno; tampoco es saludable comer cualquier cosa sin pensar en los grupos de nutrientes (vitaminas, carbohidratos, proteínas…) que los peques han ingerido previamente. Es una de las tres comidas importantes, y probablemente la única que hagamos todos juntos.

Los beneficios de cenar en familia

Son más de los que te imaginas:

  • Se genera un espacio idóneo de comunicación e intercambio de experiencias. Permite, además, a los niños expresarse y ser escuchados, ensayar habilidades de comunicación y aumentar su vocabulario.
  • Podemos contar nuestras vivencias y encontrar soluciones compartidas a los problemas que han surgido durante el día.
  • La cena es un buen espacio para transmitir valores y para enseñar a los peques de la casa la importancia de hábitos alimenticios y ¿por qué no? de un comportamiento correcto en la mesa.
  • Cenar juntos da seguridad, nos hace sentir ‘parte de’.
  • Es una buena idea establecer esa rutina pues las rutinas son predecibles y dan tranquilidad, confianza.
  • Si no reducimos el acto de la cena a ‘comer juntos’ se da la oportunidad de ayudar a preparar, seleccionar alimentos y contribuir a poner y recoger la mesa… los niños aprenden habilidades de socialización muy útiles.
  • Parece demostrado que cenar juntos es un factor predisponente al mejor desempeño escolar.
  • Cenar juntos relaja y nos prepara para un sueño reparador.

cena-en-casa

Cosas a evitar durante la cena familiar

Nada de ver la tele, responder whatsapp o dejar que el niño acabe la partida con la consola portátil mientras coméis juntos. Olvídate de controlar y céntrate en disfrutar: habla siempre en positivo con tus hijos, ellos son personas y no un problema. Sé amable y da ejemplo, en el comportamiento y en la aceptación de alimentos. No hagas chantaje: nada de ‘a comerse el hervido si queréis postre’, si hay postre es para todos, si tus hijos no pueden con todo el plato ponles la mitad, además recuerda que el mejor postre es una fruta.

Familias con niños: recomendaciones para la hora de la cena.

Para empezar, un buen consejo: la cena mejor que empiece entre las 8 y las 8,30, ya sabes que debe transcurrir un tiempo hasta la hora de irse a la cama, además así te aseguras de tener tiempo para disfrutar y compartir.

  • Considera la cena como una ocasión importante.
  • Revisa semanalmente el menú escolar para ajustar los nutrientes a la hora de la cena. Por ejemplo si han comido pollo en el colegio, no será necesario que incluyas muchas proteínas animales en la cena.
  • Siempre una ración de verduras crudas (ensaladas), hervidas o asadas. Interésate por los vegetales que a ellos les gustan, dales a probar de vez en cuando los que no conocen.
  • Invita a los niños a preparar el menú de cenas para cada día de la semana.
  • Enséñales a preparar y recoger la mesa, a cargar el lavaplatos, a barrer el suelo. Las tareas compartidas son una carga más ligera.
  • Ellas y ellos pueden cocinar cosas sencillas si estás presente: confía y déjate llevar.
  • Una sonrisa y una cara amable es tu mejor contribución: no tienes que enfadarte o gritar para expresar tu malestar si se les ha caído un alimento al suelo (por ejemplo). Todas y todos sois parte de un todo.

Cena-familiar4

Cenas familiares: ¿en casa o…?

Me gustaría aprovechar este espacio para comentar que no pasa nada si de vez en cuando decides cenar con los niños fuera de casa. Será en fin de semana, o en vacaciones, o cualquier día que tengas algo para celebrar, o simplemente que desees darles a probar un menú nuevo. Como sabes, IKEA se caracteriza por pensar en las necesidades de las familias, y además de crear espacios cómodos y amigables que te puedas llevar a casa, tiene un restaurante que permite degustar platos de la gastronomía familiar.

¿Por qué no? quizás no te atreves a preparar sushi en casa, quizás no sabes cómo empezar a cocinar platos de cocina mexicana… ellos lo hacen por ti. Y para los niños sería una experiencia muy agradable el descubrir todas esas novedades.

Aquí tienes más información, pero te aseguro que la combinación de nutrientes es muy adecuada, la relación calidad precio merece la pena ser señalada, y el ambiente que te ofrecen resulta inmejorable. ¿No te apetece?

Por lo demás es lo mismo: una mesa que compartir, unas sonrisas que intercambiar, y mucho tiempo para contaros cosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *