Cesárea o parto vaginal¿Qué es lo mejor?

No es raro que cuando a alguna mujer le programen una cesárea sus conocidos y familiares se alegren. En la mayoría de los casos piensan que ni la mamá ni el niño van a correr ningún riesgo y que es lo menos peligroso. Además, piensan que saber con exactitud qué día nacerá el bebé es una gran ventaja…Nada mas lejos de la realidad.

¿Qué es una cesárea?

La cesárea puede ser totalmente necesaria, pero tiene todos los riesgos de cualquier otra cirugía. Por ello no se debe banalizar su uso.

La cesárea es una intervención quirúrgica mayor. Se realiza la apertura de la cavidad abdominal y el útero para poder sacar a nuestro bebé y su placenta. Es decir, es una operación que necesita un quirófano, anestesia, una sala de reanimación, un ingreso hospitalario de varios días y un equipo de profesionales igual que si se fuese a realizar otra cirugía abdominal.

cesarea

¿Es muy frecuente?

La cesárea es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en todo el mundo, y según la OMS su frecuencia sigue aumentando, sobre todo en los países desarrollados.

Estos países desarrollados tienen entre el 20/22% de tasa de cesáreas, mientras que los países subdesarrollados apenas tienen un 2%.

Aunque desde 1985 la comunidad sanitaria internacional indica como índice óptimo el 10/15% de cesáreas, en un nuevo informe al respecto de abril de 2015, la OMS recomienda la individualización de cada caso y realizar exclusivamente las cesáreas necesarias. Y se desaconseja explícitamente que se intenten conseguir metas.

Según la Doctora. Marleen Temmerman, directora del Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas de la OMS:

«destaca el valor de la cesárea para salvar vidas entre las madres y los recién nacidos. Asimismo, es importante garantizar que se ofrezca la cesárea a todas las mujeres que la necesiten, y no centrarse simplemente en alcanzar una determinada tasa.»

Cómo está la situación en nuestro país

En nuestro país la tasa de cesáreas, según un estudio del Ministerio de Sanidad realizado entre 2001 y 2011 ha aumentado en casi todas las comunidades autónomas.

Según un estudio que analiza los datos de 2012(los mas actualizados hasta el momento), en general es mas alto de lo recomendado y está muy cercano al 20% en el mejor de los casos.

Sólo País Vasco se acerca a las recomendaciones de la OMS con un 15.1%. Mientras que la Comunidad Valenciana llega al 30.1%. Extremadura, Cataluña y Castilla León Superan el 27% en la tasa de realización de cesáreas.

También es importante saber que la tasa es muy diferente si hablamos de centros públicos o privados. En todas las comunidades autónomas la tasa en centros privados es mucho mas elevada que en los centros públicos.

parto matrona

¿Cuándo es necesaria la cesárea? ¿Qué ventajas puede tener?

Es importante valorar los riesgos y beneficios tanto para la mamá como para el bebé. Puede que la cesárea se programe o que se realice de forma urgente durante el parto

Cuando los riesgos de un parto vaginal son mas que los de una cesárea se recurre a la intervención quirúrgica.

Los motivos para realizar una cesárea son variados:

  • Enfermedades de la madre o del bebé que contraindiquen un parto.
  • Posiciones del bebé en el útero materno que hagan inviable el parto por la vía vaginal.
  • Obstrucciones del canal de parto, como placenta previa o miomas que ocupen el canal.
  • Embarazos múltiples en que los gemelos adopten posiciones que contraindiquen el parto.
  • Urgencias durante el parto que pongan en riesgo la vida de la mamá o del bebé.
  • Partos que no progresan. El parto discurre normalmente, pero en un determinado momento, la dilatación se estanca y después de agotar todas las opciones, no avanza.
  • Desproporción pélvico-cefálica. En este caso la mamá consigue la dilatación completa, pero después de intentar el parto vaginal no se consigue que la cabeza del bebé se introduzca por el canal cervical.

La ventaja de la cesárea es conseguir que tanto la mamá como el bebé estén sanos cuando la situación no permite un parto vaginal.

Lo mejor es individualizar cada caso para decidir que es lo mejor para cada momento, el que te hayan realizado una cesárea previa no indica que, obligatoriamente, tu segundo parto tenga que ser una cesárea.

naciendo mi beb

 

¿Se puede evitar la cesarea?

Algunas de estas indicaciones se pueden intentar evitar, como por ejemplo, una inadecuada colocación del bebé en el útero. Para ello se realiza una maniobra llamada “versión externa”.

La versión externa es una maniobra muy asequible en la que, mediante masajes realizados en el abdomen de la mamá, se intenta colocar de cabeza al bebé.

También el Ministerio de Sanidad editó un Plan de Parto y Nacimiento, para evitar, en lo posible, intervenciones durante el parto que pudiesen derivar en la necesidad de instrumentalizar el parto.

Ventajas del trabajo de parto

Cuando hablamos de trabajo de parto hablamos de las contracciones y la evolución de la dilatación, así como de todos los movimientos que realiza el bebé para salir al exterior.

  • Las contracciones favorecen la maduración pulmonar de nuestro bebé.
  • Serás partícipe de la experiencia.
  • Disminuye el riesgo de hemorragia.
  • Se inicia antes la “subida de la leche”
  • La oxitocina que se libera durante el parto ayudan a la mamá a prepararse y hacen mas fácil la creación del vínculo con el bebé.
  • Disminuye el riesgo de infección
  • Se evitan los riesgos propios de una cirugía, como es la cesárea.
  • El parto es un proceso fisiológico, la recuperación es mas rápida. Estarás preparada para atender y hacerte cargo de tu niño inmediatamente.
  • Disminuye el riesgo del bebé de padecer asma en la infancia.
  • La liberación de endorfinas durante el parto ayuda a la mamá a relajarse después y a afrontar con mas tranquilidad esas primeras horas.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *