Clases particulares en verano

 

 

Clases particulares en verano

 

Ya se acaba el curso escolar y comienzan las vacaciones de verano, con lo que muchos niños tendrán unos meses de descanso. Es bueno que durante las vacaciones los pequeños sigan una pequeña rutina de repaso del curso y otros sin embargo necesitan seguir con la rutina de estudios mucho más seguido.

Sobre todo cuando los niños comienzan la primaria es necesario un apoyo escolar y necesitan de más motivación, ayuda y dedicación. La ayuda de clases particulares también les dará confianza para mejorar en asignaturas en las que no vayan muy bien y mejorar sus notas el año que viene. 

Durante el verano podrán aprender nuevas técnicas de estudio fuera del estrés que suponen las clases en el curso escolar y aprovecharán para coger el hábito de estudio el cual le vendrá muy bien en los estudios posteriores .

Lo más importante de la persona que le da clases particulares al niño es que tengan buena relación entre ellos ya que le dará mayor confianza al niño para preguntar dudas y desprenderse de esos temores que a veces tienen a preguntar dudas. El tutor tiene  que motivar al alumno para que éste tenga iniciativa propia y le empiece a gustar asignaturas que antes le causaban problema. No hay que mencionar que la persona que imparta estas clases debe estar cualificado académicamente para dar las clases que queremos para el niño y evitar así una nueva desilusión.

Las horas más recomendables para que los niños den las clases particulares en verano son las de la mañana ya que así les da la opción de disfrutar del resto del día. Poner las clases a la misma hora para crear una rutina teniendo el cuenta el calor del verano y alternando los días para que estén más descansados.

Por último los padres después de las primeras clases deben preguntar y tener en cuenta la opinión del niño para así asegurarse de que están agusto y motivados.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *