Claves para que los niños no coman tanta comida basura

Consumo de comida rápida en niños

En las últimas décadas, el consumo de comida basura entre los niños ha ido aumentando de forma alarmante. Algo que en países mediterráneos como España resulta aún más llamativo y preocupante, ya que nuestra dieta mediterránea está considerada como la mejor del mundo. Los alimentos de nuestra tierra son saludables, ricos, variados y la gastronomía de España es de las mejores valoradas en todo el mundo.

Sin embargo, la mayoría de los niños prefiere una hamburguesa de un restaurante de comida rápida, antes que un buen bocadillo hecho en casa. El problema no es que los niños tomen este tipo de comida ocasionalmente, sino qué, para ellos, la comida basura se ha convertido en un premio, en algo divertido que se come con las manos, que lleva incluido un juguete de regalo y que además, tiene un sabor adictivo que no tiene la comida casera.

Problemas derivados del consumo de comida basura

obesidad niños

La comida basura, también conocida como comida rápida, recibe ese nombre debido a que se trata de alimentos que no aportan nutrientes que el organismo necesita. En cambio, estos alimentos están repletos de azúcares, sodio, grasas saturadas y todo tipo de sustancias poco saludables para el organismo. Además, su preparación que suele ser rápida, con poca elaboración y en muchas ocasiones con ingredientes de baja calidad, añaden al nombre el término «rápida».

Este tipo de productos poco saludables, son la principal causa de obesidad en muchos países del mundo. Un dato preocupante ya que también afecta a los niños. El exceso de grasas, harinas refinadas, azúcares, fritos y todo lo que acompaña a este tipo de comida, como las bebidas gaseosas, suman un importante riesgo para la salud de los niños. Ya qué, además de la obesidad y los problemas emocionales asociados al exceso de peso, se deben sumar problemas de salud como la diabetes o los problemas cardiovasculares, entre otros.

Cómo reducir el consumo de comida rápida en los niños

La clave principal para que los niños no consuman tanta comida rápida, sería que nunca la hubiesen probado. Es decir, el niño no puede extrañar algo que nunca ha tenido o probado. Sin embargo, las prohibiciones nunca cumplen su función principal, más bien al contrario. Cuanto más le niegues lo que quiere, con más ansia lo deseará el niño. Por lo tanto, para evitar que el consumo de comida basura se convierta en algo peligroso, es fundamental controlarlo desde el principio.

Estas son algunas claves para reducir el consumo de comida basura:

  • Preparada en casa mucho mejor: Los niños pueden tomar hamburguesas, pizzas, perritos calientes y todo tipo de comida rápida. Eso sí, de forma ocasional y siempre que sea posible, preparado todo en casa de forma artesanal. Si los niños te ayudan a preparar la comida, además de disfrutar del producto final se lo pasarán en grande cocinando.
  • La comida no es un premio, es una necesidad: Muchas veces hacemos que los niños confundan la necesidad con el deseo. Lo que se transforma en un peligro potencial ya que los niños desarrollarán una mala relación con la comida. Es muy importante que desde pequeños entiendan que la comida es una necesidad, la gasolina que su cuerpo necesita para funcionar. Pero comer, nunca debe ser un capricho, un deseo o una forma de solucionar problemas, como el aburrimiento o la tristeza. Tampoco deben asociar la comida rápida con un premio por hacer algo bien, ya que esto, solo causa confusión para los más pequeños.
  • Enseña a los niños a comer de todo: Esta es la mejor manera de evitar que adquieran costumbres poco saludables, como el deseo por comer comida basura. Por ejemplo, si un día tomáis comida rápida en casa, intenta que siempre esté acompañada de algo saludable, como una ensalada o unas verduras.
  • Sé el mejor ejemplo para tus hijos: Come siempre de forma saludable y en familia, así los niños se acostumbrarán a comer lo mismo que tú. Procura que cada comida sea un momento de tranquilidad, sin distracciones como la televisión.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.