Cocina saludable en familia: galletas de avena y chocolate

Ofrecer a la familia una alimentación saludable, no está reñido con hacerlo además de forma divertida y deliciosa. Para ello solo necesitas dedicar un poco de tiempo a la cocina. Y si además, involucras a los niños, tendrás muchas oportunidades de entretenimiento familiar.

Para preparar platos especiales o menos habituales, no necesitas tener un montón de artilugios de cocina. Solo necesitas un poco de paciencia y algo de inspiración. Tampoco tienes que ser una súper cocinera, si sigues los pasos que se marcan en las recetas, obtendrás grandes resultados.

Es importante innovar en los menús de los niños, ofrecerles de forma sistemática los mismos platos, puede resultarles aburrido y terminar por aborrecer la comida. Si por el contrario, en ocasiones les propones algo diferente, lo aceptarán con curiosidad.

Cocina en casa de forma sencilla

Una de las cocinas más agradecidas es la repostería. Especialmente si hablamos de postres típicos de la tierra. Esos dulces que hemos tomado toda la vida, son fáciles de preparar. Además resultan una gran opción para el postre de los niños. Como esta receta súper sencilla de arroz con leche.

Siempre va a ser mucho más saludable que tomen un postre casero, antes que cualquier producto procesado. De la misma manera ocurre con los dulces. No es algo que los niños deban comer a diario, pero si que puedes dárselo de forma ocasional.

Hay muchos postres y dulces que se pueden preparar de forma muy sencilla, donde además pueden colaborar de forma muy activa y  sin peligro los niños. Hace poco tiempo os mostraba unas recetas para hacer diferentes Mug Cake, unos sencillos bizcochos hechos al microondas.

Hoy os traigo esta receta para hacer unas galletas muy saludables, a la par que deliciosas. Los niños podrán ayudar a cocinarlas, ya que su preparación es muy sencilla. Podéis pasar un rato divertido en familia durante el fin de semana, y además disfrutar de una deliciosa y sana merienda.

Galletas de avena y chocolate

  • 100 gr de avena en copos
  • 1 huevo grande
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 40 gr de azúcar moreno
  • 1 pizca de levadura
  • la punta de un cuchillo de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • chips de chocolate (negro o chocolate con leche, lo que más os guste)

Pon la mantequilla en un bol y derrite al microondas, solo necesitará unos segundos así que no lo pierdas de vista. Después mezcla en un bol más grande con la avena. Procura que toda la avena se impregne con la mantequilla derretida.

En un bol aparte, mezcla el huevo con el azúcar moreno y la pizca de sal. Remueve bien con las varillas para que quede una mezcla cremosa, sin grumos. Cuando lo tengas, añade una cucharadita de esencia de vainilla.

Con la ayuda de un colador, ve incorporando la harina a la crema de azúcar y huevo. Poco a poco, tamizando con el colador para que no haga grumos. Añade también la pizca de levadura. Mezcla bien de forma que quede una pasta homogénea.

Ahora incorporamos la avena mezclada con la mantequilla, añade chips de chocolate al gusto y mezcla bien. Ya tendremos lista la masa de las galletas. Deja enfriar en el frigorífico durante unos minutos, para que la masa endurezca y se maneje mejor.

Horneamos las galletas de avena

Precalienta el horno a unos 180 grados. Prepara una bandeja de horno con una lámina de papel encerado. Puedes utilizar una cuchara, ve cogiendo pequeñas porciones de masa. Con las manos haz una pequeña bola y coloca sobre la bandeja.

Con la ayuda de un trozo de papel de hornear, aplasta con la mano las bolitas de galleta, para darle la forma adecuada. Ayúdate de los dedos para darle forma a los bordes. Hornea las galletas durante unos 10 minutos aproximadamente. O hasta que veas que están doradas.

Por último, coloca las galletas sobre una rejilla para que se enfríen. De esta forma quedarán crujientes, ya que si las dejas sobre el papel caliente, se humedecerán y quedarán reblandecidas.

Y listo, tienes unas deliciosas galletas de avena listas para una merienda o un desayuno. Este tipo de dulces se conserva a la perfección durante varios días. Para darles otro toque, puedes añadir trozos de frutos secos.

Bon apetite


Categorías

Recetas Fáciles

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.