Colecho hospitalario: la mejor solución para lactantes ingresados

Colecho hospital

Hay un documento del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad llamado “Cuidados desde el nacimiento. Recomendaciones basadas en pruebas y buenas prácticas”, que tiene un apartado dedicado al colecho hospitalario tras el parto, pues se considera que esta práctica puede ayudar a instaurar la lactancia materna y facilita la relación de apego. En la siguiente imagen podéis ver una cuna sidecar de la maternidad en el Hospital 12 de Octubre (Madrid), es sin duda, un sistema mejor que otro tipo de cunas o capazos existentes en maternidades.

He encontrado testimonios como este, en el que se relata la experiencia de colechar antes del alta hospitalaria, muchas de las mamás que nos leéis lo habéis hecho también (meter al bebé en vuestra cama del hospital); con el apoyo o la oposición del personal del hospital. También en LacApp mencionan esa situación, apoyando el mantenimiento del contacto: ¿qué sentido tiene la separación cuándo se están esperando tantos meses a conocer al bebé? Podemos encontrar recomendaciones más específicas en la web del Servicio de Salud escocés, y se refieren tanto a favorecer el colecho, como a que este sea realizado de forma segura. Esta práctica tan natural y que tantos beneficios otorga, es (si cabe) más controvertida cuando es el lactante quien (tras semanas o meses) enferma y debe ingresar en la planta de Pediatría de un centro hospitalario.

Un bebé lactante si tiene menos de seis meses y se alimenta de leche materna, necesita que le sea proporcionado el alimento sin interrupciones ni horarios, y de forma exclusiva. Necesita además a su madre que le proporciona amor y cuidados (y no solo alimento). Aunque hablemos de bebés más mayores, y más teniendo en cuenta que se encuentra en situación de gran vulnerabilidad (por su enfermedad) no es conveniente que estén mucho tiempo separados de mamá o papá. Por eso hace 3 años, una madre llamada Cristina, creó una petición pública para que el hospital provincial de Pontevedra permitiera colechar a mamás lactantes con sus bebés.

Cuna sidecar en la sala de maternidad del Hospital 12 de Octubre.

Cuna sidecar en la sala de maternidad del Hospital 12 de Octubre.

He leído esta mañana una reseña en un periódico local, según la cual, un hospital de la provincia de Castellón, asigna cunas a los bebés que ingresan pero niegan cama si las mamás desean permanecer junto a ellos. Ni será el primer establecimiento de salud, ni el último en el que la normativa interna dificulta la atención a necesidades personales. Y, además, se debe pedir por escrito el reglamento, lo cual entiendo que entorpece el ejercicio de los derechos de los pacientes. Como alternativa a la cuna, a la familia en cuestión se les ofreció un sillón, y no hace falta que os explique lo incómodo que puede resultar para TODO el día. Esta otra experiencia, cuenta cómo otra madre, en situación similar, compró una colchoneta, y se la llevó al hospital para poder tumbarse con la niña.

Colecho seguro en el hospital.

El documento del Ministerio se refiere a un ensayo clínico según el que no existen efectos adversos, aunque sí situaciones potencialmente peligrosas, que deben prevenirse. El colecho hospitalario seguro requiere de una superficie plana y firme, que la cabeza del bebé no esté cubierta, o que la madre no sea fumadora / consumidora de otras drogas; el uso de cuna sidecar es una buena alternativa y evita dilemas a los hospitales. Otras recomendaciones generales sobre esta práctica, las encontráis en este post nuestro, y en el siguiente cuadro que hemos encontrado en el Debate Científico sobre la realidad del Sueño Infantil (de María Berrozpe).

Colecho hospital2

Pero claro, no hablamos del área de Maternidad, sino de la de Pediatría, aún así, considero que ya va siendo hora de que se revisen protocolos, normas y reglamentos hospitalarios, para no dificultar tanto que las madres lactantes puedan quedarse con sus bebés enfermos.


Categorías

El bebé

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Teresa García dijo

    Hola ! Estoy leyendo su artículo porque estoy buscando información para poder hacer un protocolo de actuación ya que trabajo como enfermera en el área de pediatría. Allí las cunas sidecar no existen y si hubieran se podrían utilizar para bebés que cupiesen. El problema real que tenemos son con los pacientes que son más grandes y el riesgo de caida, ya que se mueven más…. en fin existe un gran problema, por lo que me gustaría realizar el protocolo para que los padres sean responsables de práticar colecho hospitalario si así lo desean .
    Gracias

    1.    Macarena dijo

      Hola Teresa, gracias por comentar y estamos seguras de que el protocolo en el que trabajas será todo un éxito. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *