Colores que no debes utilizar en un dormitorio infantil

habitacion bebe rosa

Los colores son imprescindibles para las decoraciones de cualquier estancia porque nos influyen directamente en nuestro estado de ánimo. Esto es algo que debemos utilizar a nuestro favor y poder pintar las paredes de las estancias y tener en cuenta los colores de los accesorios para poder sentirnos mejor. Pero también tenemos que saber cuáles son los colores que no se deben utilizar, sobre todo en un dormitorio infantil.

El dormitorio infantil es una zona importante de la casa porque es donde los niños se desarrollarán, crecerán y tendrán su refugio. Por este motivo si quieres decorar un dormitorio infantil tendrás que tener en cuenta los colores que no debes utilizar para que no les afecte de manera negativa en sus emociones.

Los colores que debes evitar serán los colores fuertes y estridentes como colores dominantes de la estancia, porque aunque los niños necesiten energía y mucha vitalidad, su dormitorio será el lugar de descanso y relajación. Si os gustan los colores fuertes o vibrantes claro que los podrás utilizar, pero es preferible que lo hagas en los detalles pequeños y en los accesorios.

habitacion infantil

Por ejemplo el color rojo o amarillo brillante es importante no utilizarlo en grandes cantidades en el dormitorio infantil. El rojo es un color que trasmite demasiada vitalidad y los niños tendrían complicaciones para poder concentrarse por ejemplo en las tareas escolares. El amarillo es un color que en mucha cantidad puede llegar a irritar, pero favorece la concentración por lo que es ideal para los pequeños detalles.

Los colores oscuros o muy apagados también deben evitarse porque puede afectar negativamente a su vitalidad innata. Los mejores colores serán los colores que transmitan bienestar emocional y confianza como el verde, el azul, el naranja, el lavanda, el turquesa y todos ellos en tonalidades claras. Los colores pastel también serán siempre un acierto.

¿Qué colores crees que deberías evitar en el dormitorio de tus hijos?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *