Comenzando a dormir solos

Los niños han de aprender solitos a dormir, aunque sea muy gratificante dejarlos dormiditos con tu compañía, pero  esto puede en una costumbre que no siempre puedes estar dispuesto a hacer.

La ayuda para conciliar el sueño, debe ir desapareciendo paulatinamente. Algo excepcional, es si están enfermos, pues entonces, sí que necesitan de tus cuidados y mimos, pero normalmente han de aprender a cerrar los ojitos sin compañía.

Es cierto que muchos bebés se acostumbran a dormir sin ayuda, pero sin embargo, a otros les cuesta bastante.

Algunos trucos para acostumbrarlos a dormir solitos es establecerles una rutina. Por ejemplo, si se acerca la hora de ir a dormir, intenta que vaya relajado, no le pongas nervioso con juegos excesivos de animación, puedes bañarle y contarle un cuento e incluso hacerle escuchar algo de música.

Al principio es costoso, dejar al niño solo en la habitación, es difícil hasta para los padres, pero hemos de pensar que es bueno para ellos. Los podemos dejar en el borde de la cama, incluso sentaditos y  con una luz suave o apagada. Cuando veamos que está tranquilo, hemos de salir poco a poco, disimuladamente de la habitación.

A veces, se quedan durmiendo y se despiertan llorando porque no tienen compañía, entonces hemos de actuar tranquilamente, con pasividad, hablando despacio desde la puerta para que note que no está solo, si así no se calma, puede acercarse y acariciarlo para que se tranquilice. Si con esto no consigue la calma, lo abrazamos y poco a poco lo vamos acostando de nuevo. Si nos quedamos un ratito junto a él hasta que se quede durmiendo se sentirá arropado y seguro.

Todo es cuestión de paciencia, debe acostumbrase a dormir sin contacto físico, sintiendo su presencia y protección, pero solitos en la cama.

Fuente: bebes y mas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *