Comenzar con el pescado

El pescado es uno de los alimentos básicos para el desarrollo del bebé, a partir de los 7 meses, ya pueden tomarlo, está preparado para asimilarlo. Este alimento es una buena fuente de magnesio, fósforo, zinc, yodo… también es primordial para las madres en período de gestación y lactancia, pues es una fuente de ácidos grasos, sobre todo saturados y poliinsaturados y Omega 3, un verdadero nutriente para el desarrollo del cerebro y la visión en los más pequeños. El pescado que más Omega 3 posee, es de carne más oscura.

Igualmente es beneficioso para los adultos, da salud al aparato cardiovascular, evita hemorragias cerebrales, infartos y trombosis, además disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno.

Para una buena dieta, hay que consumir tres veces a la semana el pescado. En los niños, más pequeños, su consumo, como ya hemos indicado anteriormente, está indicado a partir de los 7 meses, aunque siempre hay que tener especial cuidado si hay alergias en los antecedentes familiares, para ello, se debe administrar poco a poco en la dieta, simplemente por precaución y a partir del año.

Normalmente, a los niños, es uno de los alimentos que más les cuesta de asimilar, para que comiencen a comerlo, hemos de tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

-cuidado con las espinas

-desmenuzarlo para comerlo y con la cantidad de una cucharada

-si comienzas a dar pescado al bebé, no disfraces el sabor, ha de probar el gusto directamente para aceptarlo

-cuando se cocina hervido, se recomienda añadir al agua alguna hoja de laurel, cebolla, perejil… se consigue así un resultado más sabroso


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *