Cómo actuar ante la regurgitación del bebé

leche

La regurgitación es la expulsión de la leche que se produce después de que el bebé se haya alimentado. Es algo totalmente normal en los bebés de menos de 6 meses de edad. No hay que preocuparse por ello ya que es algo habitual y que se soluciona con el paso del tiempo.

El problema puede surgir cuando el bebé sufre otro síntoma relacionado con el reflujo gastroesofágico, algo mucho más grave que requiere tratamiento. Acto seguido te hablamos de cómo diferenciar la regurgitación de la enfermedad por reflujo y qué hacer si tu bebé regurgita tras la toma de leche.

Cómo diferenciar la regurgitación del reflujo gastroesofágico

El bebé que regurgita expulsa una pequeña cantidad de leche que necesita para liberar gases. Después de ello el pequeño se encuentra bien y no presenta ningún tipo de síntoma apreciable. Las regurgitaciones son incómodas ya que son gases y tiene que regurgitar para sentirse bien.

Sin embargo en el caso de la enfermedad del reflujo gastroesofágico, el bebé llega a vomitar y lo pasa mal por el dolor que le causa dicho reflujo. El vómito es brusco y es bastante molesto por lo que es normal que el pequeño llore. Si sufre de reflujo el bebé no aumenta de peso como debería y ante ello hay que acudir rápidamente al pediatra ya que no se trata de las habituales regurgitaciones tras la toma de la leche.

Cómo se debe actuar ante las regurgitaciones del bebé

En el caso de que tu bebé suela regurgitar de manera habitual después de cada toma, es bueno que tomes nota de las siguientes pautas a seguir:

  • Nunca hay que forzar al bebé a comer. El pequeño te pedirá de comer cuando tiene hambre. Si tu bebé regurgita con demasiada frecuencia es probable que esté comiendo más de la cuenta y de lo que su cuerpo necesite.
  • A la hora de evitar que regurgite en exceso es siempre mucho mejor la leche materna que la de fórmula. En el caso de que hayas optado por no darle, el pecho es conveniente que la mezcla de leche en polvo con agua sea la adecuada. En muchas ocasiones el bebé regurgita demasiada veces a causa de la mala preparación de la leche en polvo.
  • En ningún caso debes esperar a que el bebé tenga mucha hambre a la hora de darle de comer. Si el bebé traga con muchas ansias ya sea del pecho o del biberón, cogerá demasiados gases y tendrá que regurgitar mucho para expulsar dichos gases.

regurgitar

  • A la hora de la toma, debes procurar que el bebé esté lo más tranquilo posible y en un ambiente totalmente relajado. Si el bebé se encuentra cómodo a la hora de comer, no tendrá tantas ganas de regurgitar.
  • Después de terminar de comer es aconsejable que el bebé se quede lo más tranquilo posible. Si el pequeño está relajado y tranquilo después de la toma es muy posible que no termine regurgitando.
  • Los expertos aconsejan que al terminar de comer, el bebé debe estar incorporado y no tumbarlo en la cuna. De esta manera los gases no se formarán en su estómago y no tendrá que regurgitar.

Si sigues todas estas pautas y consejos es bastante probable que tu bebé no regurgite de manera habitual. Es importante que recuerdes en todo momento que el tema de la regurgitación es algo pasajero que se termina a partir de los 6 meses de edad. Una vez que se le cambia la alimentación y comienza a tomar alimentos sólidos, los gases que le producen la leche materna o la leche en polvo terminan por desaparecer.

Por otra parte, es importante que sepas diferenciar lo que es la regurgitación de la enfermedad del reflujo. Si el bebé vomita con mucha facilidad y de una manera brusca, es probable que lo que padezca es dicha enfermedad. En tal caso es importante que acudas al pediatra ya que se trata de una afección bastante grave para el bebé.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.