Cómo actuar cuando los hijos insultan a su madre

Como actuar cuando los hijos insultan a su madre

Es un año muy particular, luego de semanas de confinamiento los ánimos no son los de siempre. La «nueva normalidad» obliga a usar barbijos y tomar recaudos varios. La cuarentena ha dejado huellas en los peques que, en muchos casos, se muestran con una menor tolerancia. Mal humor, raptos de nerviosismo, tristeza y otros síntomas aparecen en el escenario. En lo alto de la escala aparecen los insultos, que muchas veces son dichos hacia la figura más condicional. ¿Cómo actuar cuando los hijos insultan a su madre

No existe una respuesta única, son varios los factores a tener en cuenta al momento de marcar el límite pues una cosa es segura: un niño no debe insultar a su madre. Debe tener muy claro que hay un límite que jamás debe pasar.

Los insultos a la madre

¿Por qué hay niños que insultan a sus madres? Las razones pueden ser variadas aunque es más frecuente que un niño se atreva a hacerle frente a su madre que a su padre, quizás porque la figura masculina se les anticipa como más firme y temerosa. En otros casos, se debe a que la figura materna estaría más vinculada a la protección y el amparo. A la incondicionalidad más absoluta.

Hay niños que perciben a la madre como una figura más frágil, una persona que siempre estará allí para ellos, más allá de lo que hagan. Por eso es que, justamente se atreven a insultarla, pues saben que, de alguna manera, ellas siempre estarán para ellos. Ahora bien, ¿cómo actuar cuando los hijos insultan a su madre? Una madre es incondicional pero, incluso siéndolo, es necesario marcar los límites.

Aquí es donde aparecen las circunstancias particulares. ¿El niño vive en un ambiente familiar donde los insultos son moneda corriente? ¿El niño insulta como parte de un juego? ¿Se trata de un niño de poca edad o de uno entrando en la adolescencia? Estas variables son vitales al momento de decidir cómo actuar cuando un hijo insulta a su madre.

Insultos en niños pequeños

Si lo dice de manera aislada y tiene corta edad, lo más probable es que esté experimentando aquéllo que ha escuchado en alguna parte. Se trata entonces de explicarle qué se trata de un insulto y las razones por las cuales no puede decirlo. También es importante cuidar nuestro propio lenguaje así como el trato hacia los demás para evitar que los peques copien actitudes nocivas. Recordemos que, en muchos casos,  los insultos de los niños son aprendidos en alguna parte y por imitación.

En el caso de niños de 4 o 5 años, es común que experimenten con las malas palabras o los insultos como una forma de expresar que están creciendo. Hasta lo hacen como una gracia y por eso los mayores pueden llegar a reirse. Otro tema es si los niños insultan a su madre para llamar la atención o bien porque están enojados. Es importante explicarles que eso está mal y que, además, pueden herir los sentimientos de la madre. Además, es aconsejable no reírse de las gracias de las groserías y malas palabras para no confundirlos.

Insultos cuando los hijos crecen

En el caso de niños un poco mayores, los insultos a las madres están más vinculados a enojos y formas erradas de canalizarlos. Aún no están maduros para canalizar sus enojos de una manera más saludable y por eso se explayan en insultos. Es momento de marcar un sano límite, explicando que no es la manera de reaccionar y ofreciendo soluciones alternativas para canalizar el enojo.

Artículo relacionado:
Ataques de ira en los padres: cómo evitarlos

Evita ponerte a la altura del niño ante un insulto pues, en ocasiones, los insultos de los hijos a sus madres están vinculados a cuestiones de poder y como una manera de demostrar que ellos tienen el poder. No sucumbas a ellos pues si lo haces creerán que, efectivamente, han logrado su objetivo.

El sano diálogo es siempre un gran recurso para actuar cuando los hijos insultan a su madre, la palabra explica, acerca, ejemplifica, permite comprender. Apuesta siempre por ella.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.