¿Cómo afecta el cambio de hora?

cambio de hora

Después de los primeros días del cambio de hora para la época del invierno toda la familia a pasado unos días trastocados por este cambio, nos hemos sentidos más cansados, con sueño, las ganas de comer… Este cambio aunque no lo parezca puede volver más nerviosos a los pequeños de la casa y más pesados a los adultos.

Los que más suelen sufrir el cambio son los más pequeños de la casa debido al cambio, la  falta de luz, el nuevo ritmo de sueño y de comidas les ha costado unos días de adaptación. Sobre todo los bebés de  cero a tres años notan estos cambios por eso os vamos a dar algunos consejos para sobrellevar mejor el cambio. 

Para que los más pequeños noten menos el cambio de horario es aconsejable adelantar las tomas de comida unos diez minutos cada dos o tres días  y veréis como apenas lo notan. Con los peques que van al colegio basta con hacer un cambio de horario a la hora de irse a dormir ya que en estos días suelen estar más nerviosos, cansados  y mucho menos concentrados en sus cosas como por ejemplo a la hora de realizar los deberes diarios del colegio.

familia

En los adultos se nota mucho más que los días son más cortos y las noches más largas cosa que afecta a nuestra personalidad. A muchas de nosotras les cuesta coger el sueño con la misma facilidad que antes del cambio de hora al igual que nos cuesta más levantarnos de la cama. Esta también probado que debido a la disminución de las horas de luz muchas personas afirman que están mucho más tristes. Estos cambios tienen una explicación que viene de la intensidad de la luz del día que al parecer influye en los ritmos circadianos, en los niveles de serotonina ( que sufre una caída con la ausencia de la luz solar) y la secreción de melatonina ( que se libera con la oscuridad).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *