Cómo afecta el phubbing a la convivencia familiar

Cómo afecta el phubbing

Cada vez es más habitual la estampa de ver a cada persona con su dispositivo en la mano, sin necesidad de rodearse de nadie más y perdiendo quizás hasta la noción del tiempo. Este fenómeno tiene nombre y es phubbing, que declina de la fusión phone (teléfono) y snubbing (ignorar), surge este nombre alrededor del 2012.

El fenómeno phubbing no sólo se debe a la sincronización total entre la persona y el dispositivo, sino que puede haber gente en su propio entorno y hacer caso omiso de todo y de cualquiera que le rodea. No es algo que puede parecer un disparate, si no que es una situación cada vez más utilizada entre amigos o en familias, sobre todo en las sobremesas o comidas.

El phubbing en los adolescentes

Este término sólo tiene una frase corta que los denomina: ignorar a alguien al estar prestando atención al teléfono móvil, en lugar de hablar con esa persona cara a cara. Es un comportamiento que no gusta. No gusta ver cómo una pandilla de amigos quedan y puedes observar cómo están sentados en el parque cada uno mirando su propio móvil.

Cómo afecta el phubbing

O como una familia reunida en casa pasando sus momentos juntos, o viendo una película o comiendo, pero sin hablarse, ni mirarse. Cada uno mirando su propio móvil. Eso sólo puede denominarse de una sola forma:  ignorar al que está al lado.

Este hecho se llama ningunfoneo y como primer lugar se suele dar por imitación. Los padres somos el ejemplo claro de enseñar todos aquellos consejos prácticos a nuestros hijos. Si los padres acompañan en casa el mayor tiempo a usar el mundo digital, puede que se tengan hijos que abusen de la tecnología.

¿Cómo afecta en la familia el phubbing?

Primero hay que evaluar si ese tipo de dependencia es grave. Empezamos por los niños cuando se analiza que el 90% de ellos prefieren el contacto virtual al contacto cara a cara.

  • En este punto se observa dependencia total hacia la tecnología, pérdida de control y concentración, ansiedad cuando no se tiene el móvil a la vista, insomnio por estar hasta altas horas en la cama visualizando el móvil (sus horas de rutina se ven afectadas) o la aparición de conductas aditivo-compulsivas.
  • Como se puede ver, son conductas leves pero a la vez graves, pues el cúmulo de todas ellas hacen llevar una vida poco rutinaria y tranquila y puede derivar a otras muchas conductas secundarias.
  • Un niño puede acarrear a un bajo rendimiento escolar.
  • La timidez se puede hacer presente, el niño no suele salir de casa y puede tener más tarde dificultad para enfrentarse a situaciones sociales y familiares fuera de su ámbito, lo cual le intimida.

Cómo afecta el phubbing

  • Su estado psicológico es voluble e inestable, no sabe canalizar sus emociones y le cuesta enfrentarse a algo real, cuando le sucede algo.
  • Es por ello que la dependencia total a los dispositivos, a la larga les cree ansiedad, sientan muchas veces la soledad e incluso algunos niños o adolescentes con tal tristeza pueden llegar a derivar a una depresión.
  • En el entorno familiar esta conducta está reemplazando los vínculos humanos directos con nuestros propios familiares. Se está perdiendo el marco cultural de una casa y poniendo en crisis las identidades o el patrón que debemos llevar cada componente de la familiar.
  • Se echa de menos el valor de las conversaciones tradicionales sentados en el salón o en la tertulia de una comida, las bromas o las charlas de pequeños detalles que han acontecido a los largo del día.

¿Afecta a la creatividad?

Es cierto que el móvil, como hemos reseñado, se ha convertido en una extensión de nosotros mismos. Nos acompaña allá dónde vamos y tiene aplicaciones y herramientas que nos pueden ayudar y solventar muchos aspectos.

No debemos de perder de vista que una cosa es su uso práctico y otra su abuso. Parte de nuestra creatividad innata se ve mermada si la tecnología nos da todas aquellas respuestas que queremos tener a mano. Si internet nos da todas aquellas respuestas nosotros no partimos de buscar soluciones y hacer que se dispare nuestra imaginación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.