Cómo afecta la falta de sueño en los niños

Falta de sueño en niños

La falta de sueño en los niños es un problema importante que se debe atajar. No dormir las horas suficientes o no lograr un descanso apropiado, puede afectar en muchos sentidos al desarrollo de los niños. Tanto en su conducta personal, como en su rendimiento escolar, las consecuencias de la falta de sueño a corto y largo plazo son numerosas.

Por lo que, ayudar a los niños a establecer una correcta rutina de sueño, les ayuda a alcanzar un sueño profundo y reparador. Porque no descansar bien, es una de las causas más comunes de fracaso escolar. Si el niño no duerme bien, ni su cuerpo ni su cerebro están preparados para absorber y asimilar toda la información que reciben en el día. Pero además, su estado de ánimo cambia, se vuelven irritables, tristes y sus relaciones sociales pueden verse seriamente afectadas.

Alteraciones por la falta de sueño en niños

Cuando un adulto no duerme bien, recurre a estimulantes artificiales que le permitan mantenerse en pie y rendir a lo largo del día. El café, las bebidas estimulantes, los refrescos con cafeína, son consumidos diariamente para solventar la falta de descaso en los mayores. Algo que aunque puede resultar efectivo a corto plazo, sin duda supone un grave riesgo de salud en los adultos.

Falta de sueño y rendimiento escolar

Los trastornos del sueño también afectan a los niños, pero además ellos no pueden (ni deben) consumir este tipo de productos que les activen para mantenerse en pie. Por ello, es tan importante que los niños tengan rutinas que les permitan organizar su día de forma que al llegar la noche, puedan dormir plácidamente. Cuando esto no ocurre, se presentan alteraciones tales como:

  • Falta de concentración, lo que supone un bajo rendimiento escolar.
  • Irritabilidad, cambios de humor, falta de atención y ausencia de autocontrol.
  • Dolores de cabeza.
  • Agotamiento, cansancio, decaimiento y desánimo.
  • Poco control ante la frustración, pierden la paciencia con facilidad ante cualquier situación contraria.
  • Disminuyen los reflejos, lo que puede ser causa de caídas y pequeños accidentes por descoordinación y poco control.
  • Falta de atención, que además de ser un problema en la escuela, puede causar accidentes en la calle o en el ámbito doméstico.
  • Los niños con problemas de sueño, además son más propensos a sufrir infecciones.

Consejos para solucionar la falta de sueño en niños

Una de las principales causas de la falta de sueño en niños, es que sus horarios se suelen regular en función del de los adultos, y no al contrario. Esto supone que los niños comiencen la rutina de sueño demasiado tarde, lo que les impide dormirse a una hora apropiada para cubrir las horas de sueño necesarias. Por otra parte, el uso de aparatos tecnológicos por la noche, provoca una actividad cerebral que impide que el niño pueda iniciarse el proceso del sueño.

Hábitos de sueño en niños

Para ello, es esencial establecer una rutina de sueño que se repita cada día. De esta forma, el propio organismo lanza las señales necesarias para que comience la fase del sueño. Estos son algunos consejos que puedes seguir para que tus hijos tengan una buena rutina de sueño.

  • Evita el uso de aparatos tecnológicos 2 horas antes de ir a dormir.
  • Establece una hora de ir a la cama, teniendo en cuenta que generalmente el niño tardará un rato más en dormirse. Por ejemplo, si tiene que levantarse a las 7, tendrá que estar en la cama entre las 21,00 y las 22,00 horas. De esta forma, se garantizan entre 8 y 9 horas de sueño.
  • Comienza la rutina de sueño a media tarde, evitando los juegos estimulantes a partir de las seis de la tarde.
  • La cena debe hacerse temprano, para que puedan hacer la digestión antes de dormir. También debe ser una cena ligera, para que no se produzcan alteraciones del sueño.
  • Un baño o una ducha relajante ayuda a dormir mejor, pero debe hacerse antes de la cena para que no se produzcan problemas digestivos.

Los especialistas estiman que los hábitos de sueño que se adquieren durante los 8 primeros años de vida, marcan las pautas de lo que será el resto de la vida. Por ello, enseñar a los niños a establecer una correcta rutina de sueño desde la infancia, resulta esencial para su futuro como adultos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.