Cómo afecta el trastorno bipolar en el embarazo

fantasia _ imaginación
El 30 de marzo se celebra el Día Mundial del Trastorno Afectivo Bipolar, una fecha para concienciar a la población de este tipo de enfermedades de tipo mental. Este día se eligió porque es la fecha de nacimiento del pintor Vicent Van Gogh, quien, por lo que conocemos de su vida padecía este trastorno.

El trastorno afectivo bipolar o bipolaridad es una enfermedad mental bastante común. Si eres una mujer diagnosticada con este trastorno, ya sea leve o grave, es importante que conozcas los riesgos que tiene quedarte embarazada. Este trastorno no afecta a la fertilidad, pero el tratamiento que tengas durante la gestación y los cambios hormonales que ocurrirán en tu cuerpo, son determinantes.

¿Puedo quedarme embarazada siendo bipolar?

El trastorno afectivo bipolar es una enfermedad mental severa, crónica y recurrente. Aunque puede aparecer a cualquier edad, el pico está entre los 15 y los 25 años. Las mujeres que han sido diagnosticadas de TAB, trastorno afectivo bipolar, deben pensar y consultar los aspectos del embarazo y su manejo.

Debes tener la mejor información sobre el espectro de riesgos asociado con la descompensación de la enfermedad y el tratamiento. Hay que tener presente la vulnerabilidad del postparto, y el riesgo genético de que el hijo o hija desarrolle la enfermedad, o las malformaciones consecuencias de los fármacos. Por otro lado, las mujeres bipolares tienen mayor riesgo de abortos espontáneos.

El profesional tendrá que disminuir los riesgos que el feto va tener como consecuencia de los fármacos que toma la madre, a la vez que se limitan los riesgos de no tratar una enfermedad psiquiátrica. Todas las madres acumulan estrés por los desequilibrios hormonales que se producen en el embarazo, lo que resulta dañino tanto para ella como para el feto. 

Trastorno afectivo bipolar y embarazo

feto

Todos los medicamentos psicotrópicos se difunden fácilmente a través de la placenta, y llegan al feto. Por eso, su uso debe restringirse durante el primer trimestre. Un plan individualizado de tratamiento disminuirá los riesgos, tanto para la madre como para el futuro niño. Este plan debe contemplar la posibilidad de ingreso hospitalario si la paciente está gravemente enferma.

En concreto, las mujeres con trastorno bipolar tienen un gran riesgo de recaída si no se tratan, en particular después de la interrupción abrupta de litio. La recurrencia de la manía puede dar lugar a la progresión del trastorno. Otro riesgo es la cronicidad de la enfermedad y la resistencia al tratamiento.

Será el equipo médico quienes seleccionen las mejores terapias y tratamiento. En muchos casos se han implementado un tratamiento con medicamentos controlados: litio, ácido valproico o carbamazepina, y no demasiado invasivos, para poder seguir con cierta normalidad a pesar de la enfermedad. En ningún caso debes faltar a las revisiones y exámenes constantes, por tu propia salud y por la del feto.

Consecuencias para la madre y para el feto

trastorno afectivo bipolar

A día de hoy, aun existe una visión tradicional de que la enfermedad bipolar mejora durante el embarazo. Pero, la observación clínica y estudios recientes apuntan en sentido opuesto. Un estudio realizado por el Nacional Institute of Mental Health (NMIH) sobre 139 bipolares embarazadas, resolvió que un tercio de ellas había reportado 1 episodio anímico durante el embarazo y el 45% habían tenido problemas emocionales severos durante el curso de la gestación o tras dar a luz, en el primer mes del puerperio.

En ausencia de fármacoterapia continua, ente el 50 y 60 % de las mujeres con trastorno bipolar recaen durante el embarazo. El período postparto es considerado como un estadio de alto riesgo para exacerbación de los síntomas, existe un riesgo 7 veces mayor en las mujeres puérperas, comparadas con las mujeres no postparto y no embarazadas.

Los efectos del trastorno bipolar no tratado sobre el desarrollo del feto, aún no se ha estudiado suficiente. Pero sí se cuenta con una buena información acerca del impacto sobre el feto del estilo de vida no saludable de la mujer con enfermedad no tratada de trastorno bipolar. Este tipo de factores son dieta insuficiente, falta de ejercicio, deterioro del autocuidado, condiciones de vida no higiénicas, y pobre cumplimiento de las citas prenatales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.