Cómo afrontar la ansiedad por la vuelta al cole

Tres meses de vacaciones es mucho tiempo y los niños se acostumbran a no tener que ir a la escuela y a que las rutinas simplemente, desaparezcan. Volver a la escuela puede ser bastante complicado porque la pereza se puede haber apoderado de sus vidas. Si tienes hijos pequeños también es posible que te preocupes por su primer día de escuela. Tanto padres como hijos deben volver a acostumbrarse a unas nuevas rutinas.

Cuando los hijos son más mayores puede que te preocupe el material escolar, la vestimenta, los maestros, los amiguitos de tus hijos, cómo estarán tantas horas dentro del centro educativo… Cualquier cosa que implique la vuelta al cole. Para los niños volver a la escuela puede ser emocionante, pero la realidad es que es algo que les estresa bastante. Si a los adultos les estresa volver al trabajo, ¿por qué no iba a suceder igual con los niños y su vuelta al cole?

Muchas preocupaciones de tus hijos en cuanto a volver a la escuela pueden parecerte tonterías para ti pero para ellos pueden ser problemas más grandes. Los niños pequeños o no tan pequeños pueden experimentar un gran estrés en la vuelta al cole. Para que esto no ocurra es importante que se empiecen a preparar los niños cuando vaya llegando el momento o queden apenas algunas semanas para el comienzo de la escuela. Pero, ¿cómo se puede afrontar el estrés y la ansiedad que puede ocasionar a los hijos la vuelta al cole?

Volver a los horarios

Es habitual que los niños durante el verano hayan tenido unos horarios poco convencionales y sin rutinas, o al menos que las rutinas no se hayan dado todos los días. Cuando va quedando poco para que comience la escuela de nuevo es necesario que desde casa las rutinas vuelvan a ser protagonistas. 

Por ejemplo, una idea es que los niños se acuesten temprano de nuevo, escogiendo un horario para irse a la cama. Aunque no es necesario que sean tan temprano como pueden irse a la cama en invierno, sí será importante que sea todos los días a la misma hora y en el mismo lugar. También puedes comenzar a levantarles más temprano y no dejarles dormir todo lo que quieran, ya que sino, cuando empiece la escuela les costará mucho más levantarse por las mañanas. Esto les aportará seguridad y entenderán que pronto volverán las rutinas escolares. 

Conocer y establecer límites

Aunque es cierto que puedes anticipar todo lo que quieras, siempre habrán nuevas demandas, requisitos u obstáculos en el camino. Los niños pasan a un nuevo curso y será totalmente diferente al anterior por lo que habrán nuevos retos que cumplir. Tanto si tu hijo tiene dificultades de aprendizaje como si no los tiene, todos tendrán que esforzarse en conseguir lo mejor de sí mismos, aprendiendo de nuevos retos, avanzando ante los posibles obstáculos, aprendiendo de los errores o buscando ayuda profesional si fuese necesario para mejorar sus aprendizajes.

Es importante que como padres te preguntes lo que realmente importa y lo que en verdad puede ayudar a mejorar a tus hijos nunca serán los resultados, si no el esfuerzo que muestren y en que se den cuenta de cómo la perseverancia les dará buenos resultados… Aunque lo que importe sea el camino y no tanto el final. La flexibilidad y la comprensión en el día a día no podrá faltaros.

La preparación como punto de partida

La preparación es muy importante sobre todo cuando lo que viene son momentos que estresan o que aportan ansiedad. Si por ejemplo, necesitas comprar libros, material escolar o cualquier otro útil para la escuela, es mejor hacerlo antes de que empiece septiembre ya que el agobio que tengas tú por no encontrar el material puedes transmitirlo sin querer a tus hijos.

Así, si hay algo que no encuentres tienes tiempo suficiente para poder encontrarlo y tenerlo preparado todo. Lo mismo ocurre con cualquier otro elemento que necesites. La preparación es fundamental. ¿Te imaginas empezar un nuevo trabajo sin preparar previamente todo lo que necesitas? Sería un caos para ti.

El cuidado de los padres también es imprescindible

Si quieres que tus hijos estén bien y sientan menos ansiedad, entonces deberás cuidarte tú también y que vean en ti calma y serenidad. Si te ven ajetreado/a o nervioso/a por el empiece del colegio por el motivo que sea, se lo estarás transmitiendo. Puedes mantener una conversación con tus hijos para que sepan cuándo comenzarán de nuevo la escuela y que de este modo puedan contar los días que faltan. Así se pueden ir preparando para los próximos cambios.

También es importante no descuidar las necesidades emocionales propias, ni tampoco la de los hijos. Descuidar las emociones solo hará que el estrés aumente. Hay que ser realista sobre la preparación para volver a la escuela y centrarse en eso sí, pero sin descuidar otros aspectos como el descanso necesario antes de comenzar de nuevo las rutinas.

Habla con tu hijo para saber qué le ocurre

La ansiedad puede ser una realidad en la vuelta al cole de tus hijos, pero lo que importa es sobre todo, que no mires hacia otra parte. Si tu hijo no se siente bien, habla con él y descubre cuáles son los motivos por los que no está bien y buscad soluciones, pero no mires hacia otra parte.

Quizá sienta incertidumbre porque piense que les costará este nuevo curso escolar, quizá crea que no tendrá suficientes amigos, quizá vaya a empezar en una nueva escuela y tenga miedo de no saber qué se va a encontrar, es posible que tenga miedo de algunos niños que son agresivos o que crean bullying en la escuela… Son muchos los motivos que pueden crear malestar en el interior de tus hijos y por eso, es necesario que investigues para saber qué es lo que le preocupa y le hace tener ansiedad.

Si solo es porque no tiene ganas de empezar la escuela porque está muy a gusto de vacaciones, entonces la creación de rutinas  y la preparación serán las claves.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Un comentario

  1.   Macarena dijo

    Muy buenos consejos María José, el cambio será muy grande y tenemos que estar pendientes de cómo lo vivirán ellas y ellos. Por suerte aún quedan unas semanas, pero a veces el tiempo parece que vuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.