Cómo arrullar a un bebé

Saber cómo arrullar a un bebé para que duerma es una habilidad esencial para los padres de recién nacidos. Si los recién nacidos requieren mucha atención es porque la necesitan. Pero la razón por la que exigen que los arrullen para dormir tiene sus raíces en la evolución. El tiempo que un bebé humano pasa en el útero no es suficiente para llevarlo a un estado de relativa independencia de desarrollo una vez nacidos. 

La mayoría de los mamíferos nacen preparados para ser mucho más independientes que los humanos. Pero evolucionamos con pelvis relativamente pequeñas, y si los bebés pasaran más tiempo en el útero, sus cabezas serían demasiado grandes para atravesar el canal de parto. Así que los bebés nacen lo suficientemente pequeños para poder salir de sus madres de manera segura y, en consecuencia, totalmente dependientes de los demás.

Arrullar a un bebé para calmarlo

madre con recién nacido

Arrullar a un bebé para que duerma lo ayuda a lograr muchas cosas que físicamente no puede hacer solo, como regular su digestión. El arrullo suele ir acompañado de un balanceo y este conjunto es una forma natural de calmar, consolar y ayudar a un niño o una niña a conciliar el sueño. Puede ser desalentador para los padres esforzarse en calmar a un bebé con arrullos y que no tenga efectos. Que el bebé comience a llorar al dejarlo en la cuna después de estar en brazos es normal. Este llanto suele ser una reacción de ansiedad por separación y es posible que disminuya a medida que el bebé desarrolla comportamientos de autocontrol.

Enseñar a su hijo a conciliar el sueño por su cuenta a menudo implica un período de adaptación. Al menos al principio, puede ser útil balancear suavemente al bebé en la cuna, cantarle una canción tranquila o tocar música suave. Puedes intentar poner peluches y mantas en la cuna si tu bebé tiene más de un año, esto puede ayudar a aliviar esa ansiedad por separación. Mecer y arrullar a tu bebé puede ser un ritual muy relajante tanto para ti como para él o ella. La investigación muestra que mecer y arrullar es una herramienta muy valiosa cuando se trata de promover el sueño. Sin embargo, también es importante establecer un ritual nocturno que le permita a tu hijo o hija quedarse dormido por su cuenta a medida que crece.

Cómo arrullar a un bebé para que duerma

padre cogiendo a su bebé

  • Presta atención a tu bebé y haz aquello que veas que le tranquiliza en ese momento, no siempre tiene que tranquilizarse de la misma manera.
  • Si ves que no lo consigues, no dejes el bebé a cargo de tu pareja u otra persona. La práctica hace la perfección, así que con paciencia y tiempo conseguirás calmar a tu bebé de manera cada vez más efectiva.
  • Mantén al bebé cerca de tu cuerpo. Sentir tu calor, tus latidos, tus susurros muy cerca sin duda hará que cada vez se sienta más relajado.
  • Marca un ritmo firme, continuo y monótono. Cuantos más cambios hagas más alimentarás su intranquilidad, así que relájate y transmítele esa paz.
  • Si tus arrullos no funcionan, prueba a poner música suave y relajante a un volumen muy bajo, y muévete a a ese ritmo con tu bebé en brazos.
  • Deja las estancias por las que te muevas en penumbra para que se estimule la relajación en tu bebé.

La clave principal es prestar atención al niño e identificar las señales que da. Haz lo que le mantenga tranquilo. Si cierto método de balanceo le calma, utilízalo para arrullarle. Algunos niños prefieren estar erguidos cuando los cogen en brazos, lo que podría deberse a que tienen reflujo. Otros pueden querer estar mirando hacia el suelo con el brazo de su padre o madre sosteniendo su estómago, mientras que a otros veces les gustar que des saltitos o los balancees como en una cuna. Observarle te permitirá saber qué funciona y esa información te servirá para el futuro.

¿Cuándo dejar de arrullar a un bebé para dormir?

Qué es el colecho

Si bien mecer y arrullar a un bebé tiene muchos beneficios, hacerlo demasiado puede impedir que tu hijo o hija se quede dormido solo. Puede desarrollar una asociación del sueño con los arrullos y el balanceo, lo que hará que el bebé se vuelva dependiente de esta actividad para conciliar el sueño. Si se desarrolla esta asociación, tu bebé puede tener dificultades para iniciar el sueño cuando no estés para dormirlo.

Los bebé necesitan aprender a conciliar el sueño por su cuenta. Una forma de promover esta independencia para dormir es arrullarlo hasta que se sienta somnoliento. Cuando se esté adormeciendo déjalo en su cuna para que se duerma solo. El ritmo relajante reforzará la somnolencia, pero quedarse dormido de forma independiente ayudará a crear un patrón de sueño saludable. Hay estudios que muestran que un bebé colocado en una cuna mientras aún está despierto es más probable que adopte técnicas de auto tranquilidad, lo que a su vez aumenta la duración del sueño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)