Cómo ayudar a los hijos a elegir una carrera

Ayudar a los hijos a elegir carrera

Ayudar a los hijos a elegir una carrera es sin duda una de las mejores decisiones que puedes tomar como padre o madre. Esta decisión llega en una edad demasiado temprana y por norma general, los chicos no tienen demasiado claro a qué se quieren dedicar cuando terminen sus estudios.

Dado que se trata de una de las decisiones más transcendentales de los chicos en su primera etapa de la madurez, nunca está de más contar con ayuda de los mayores. Porque elegir carrera es una decisión muy importante, aunque se pueden equivocar y cambiar en el futuro, lo mejor es que los chicos estén bien asesorados y tomen la decisión correcta.

Elegir carrera, ¿debo dejar que mi hijo tome su propia decisión?

Quizá pienses que la opción de tu hijo no es la correcta, es probable que durante su infancia hayas hecho planes para él e incluso, que quieras que siga tus mismos pasos. Pero si hay algo que la vida ha demostrado, es que obligar a los hijos a estudiar o elegir una carrera que no les enamora, es un completo error que puede acarrear consecuencias muy negativas.

Estudiar una carrera supone un gran sacrificio, tanto económico, como emocional, como social. El estudiante sacrifica muchos años de su juventud y experiencias por sacar adelante sus estudios. Por lo tanto, es esencial que se trate de algo que realmente le encante, que le motive e incentive para estudiar y esforzarse por dar lo mejor de sí mismo.

Sin olvidar que elegir carrera supone decidir cuál será su trabajo en el futuro. Si después de varios años de estudios, de dedicación y sacrificio descubre que el trabajo no es lo que esperaba, tu hijo puede sufrir una gran decepción. Que tu hijo tome la decisión correcta en este sentido es una gran responsabilidad, ayúdale a elegir carrera y en cierta manera tendrás la tranquilidad de saber que está haciendo lo que más le gusta.

Consejos para ayudar a un hijo a elegir carrera

Cómo elegir qué estudiar

Algunos niños tienen muy claras sus preferencias desde pequeños, aunque esas ideas van cambiando a medida que van creciendo. Ten en cuenta esas primeras ilusiones de su infancia, porque lo más probable es que en ellas esté su verdadera vocación. Tanto si tu hijo tiene una idea clara de lo que quiere estudiar, como si está totalmente perdido, estos consejos te servirán para ayudarle a elegir carrera.

  • Varias opciones: Busca las carreras con más salidas y las que más se aproximan a las capacidades de tu hijo. Ten en cuenta que elegir algo por encima de sus posibilidades puede llevarle a la frustración y al fracaso.
  • Qué asignaturas tendrá que estudiar: Si el chico tiene preferencia por las letras, evita carreras que tengan demasiadas matemáticas y al contrario. Elegir una carrera correctamente también depende de saber elegir las asignaturas que tendrá que estudiar.
  • De qué podrá trabajar: Una cosa es elegir la carrera y otra muy diferente el trabajo que después tendrá que desempeñar. Para evitar posibles decepciones en el futuro, muéstrale cuáles serán sus opciones de trabajo una vez finalizada la carrera.
  • Cuántos años tendrá que estudiar: Algunas carreras requieren de varios años de estudio y otras, de mucho más tiempo y especialización. Dentro de cada carrera puede encontrar una opción asequible, si es que así lo necesita el chico.

Respeta su elección

Elegir estudios

Algo que nunca se debe hacer como padre o madre es perder el respeto por las opiniones o decisiones de los hijos, más aún cuando se trata de su futuro profesional. Tú puedes orientar a tus hijos, mostrarles las mejores opciones y pensar en todo lo alto que quieres para ellos. Pero quizá sus ideas sean diferentes y no por ello menos válidas. Si tu hijo tiene las ideas claras y toma una decisión al elegir carrera, respeta su decisión.

Quizá pienses que se está equivocando y que pronto se puede arrepentir, y es posible que tengas razón. Sin embargo, eso es algo a lo que hay que arriesgarse. Los hijos tienen que cometer sus propios errores y si se equivoca, que sea por una decisión propia y no por una imposición de los padres. Deja que tus hijos crezcan, se equivoquen y aprendan de sus errores, todo ello también forma parte de su aprendizaje.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.