Cómo ayudar a los hijos a superar la separación de sus padres

divorcio familia Pocas cosas en la vida son tan estresantes como afrontar el proceso de separación y divorcio. El divorcio es algo que afecta a todos los miembros de una familia, pero esta transición es especialmente difícil para los niños. Ayudar a los hijos a superar la separación de sus padres es algo que se debe hacer con cuidado porque ver a sus padres romper puede ser bastante inquietante para ellos. Es frecuente que atraviesen una variedad de emociones conflictivas, desde la angustia y la tristeza hasta la soledad y la inseguridad.

Lidiar con la separación puede ser una montaña rusa emocional hasta que los niños sean capaces de aceptar plenamente la situación tal y como es. Es importante que los padres encuentren formas de facilitar la transición y para apoyar a sus hijos en estos momentos difíciles. Vamos a ver una serie de consejos que pueden minimizar el impacto negativo que tiene el divorcio en la familia, manejando las emociones de los niños de manera eficaz.

Ayuda a tus hijos a sobrellevar emocionalmente la separación y el divorcio

Ante esta desagradable situación, los niños pueden sentirse muy vulnerables y perdidos, lo que hará que se retraigan en sí mismos. Vamos a ver maneras de evitar esto.

Mantén abiertas las líneas de comunicación 

Tras un divorcio, una de las principales prioridades de los padres debe ser ayudar a los hijos a adaptarse a la situación lo más fácilmente posible. Debes estar abierto o abierta a que tus hijos puedan hablar contigo sobre cualquier cosa que les cause temor e inquietud acerca del divorcio. Tienen que sentirse cómodos para hacerlo, por lo que la comunicación debe ser fluida en todo momento para poder abordar un tema tan delicado.

Cualquier momento debe ser adecuado para esa conversación, así que cuando el niño lo vea oportuno, detente y atiende sus preocupaciones. Es importante fomentar la sinceridad, respondiendo a sus dudas con la mayor franqueza posible y de manera adecuada.

niño dividido por divorcio

El nuevo hogar debe ser agradable para ayudar a los hijos con la separación

El impacto emocional que tiene el divorcio en los niños es enorme, sobre todo porque se rompe la sensación de seguridad y estabilidad que tenían cuando la familia estaba unida. Esto puede causar una gran confusión en lo que respecta a sus emociones y, en estos momentos, lo que más echan en falta es la sensación de familiaridad. Los más pequeños pueden sentirse confundidos en cuanto a por qué sus padres necesitan vivir en dos casas diferentes, y por qué ellos tienen que ir de una a otra. Es por esto que los padres deben asegurarse de que los dos hogares sean cómodos y acogedores para los niños.

La cooperación entre los dos excónyuges es importante para asegurarse de que los niños están a gusto en ambas casas. Tener objetos familiares en ambos hogares es lo primero, desde juguetes hasta ropa, pasando por fotos, cosas necesarias para la escuela, etc. Si en ambas casas tienen cosas suyas, y de la familia, esta transición será más sencilla.

Mantener la coherencia con las rutinas y la disciplina

Cambios tan importantes como el divorcio pueden poner a los padres y a los hijos bajo mucha presión. Sin embargo, por mucho que la separación pueda interrumpir su funcionamiento diario, es importante continuar con los horarios como se haría normalmente. Ambos padres deben hacer todo lo posible por mantener una rutina y una disciplina parecidas en ambos hogares.

Ser coherentes con sus expectativas ayuda a los niños a mantener una sensación de seguridad, mientras que la previsibilidad les ayuda a encontrar estabilidad cuando se enfrentan a una situación desconocida. En consecuencia, disminuye el miedo a lo desconocido, se reduce el estrés y la ansiedad. También se establecen límites, lo que permite que los niños se adapten a la nueva situación y atraviesen el período de transición sintiéndose seguros y protegidos.

niña con ojos cerrados

Paciencia para ayudar a los hijos a superar la separación

Los sentimientos de preocupación, angustia, frustración y soledad son algunas de las emociones que suelen afrontar los niños tras afrontar la separación de sus padres. Si toda la familia hace un esfuerzo por aceptar las cosas como están y por hacer los cambios necesarios, es posible reintroducir una sensación de estabilidad con el tiempo.

Al hablar con tus hijos, al escucharlos, al comprender sus emociones y hacer uso de estrategias de afrontamiento creativas y efectivas, los padres pueden conectar con sus hijos y ayudarles a superar los problemas que conllevan un divorcio. Con el tiempo, las heridas sanarán, y crecerán con dos hogares que les reporten cosas positivas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.