Cómo ayudar a los niños mayores a estudiar en casa

Estudiar en casa, niños mayores

Estudiar en casa no es nada fácil, mucho menos para los niños que suelen perder la concentración con cierta facilidad. Pero para que sus estudios sean fluidos, es esencial que estudien en casa para reforzar todo lo aprendido en clase. Incluso, en estos difíciles tiempos de pandemia que se están viviendo, son muchos los niños mayores que tienen que realizar toda la jornada académica desde casa.

Ayudar a los niños mayores a estudiar en casa es fundamental para que puedan hacerlo de una forma productiva y efectiva. Porque de nada sirve que obligues a los niños a pasar determinadas horas frente a los libros, si no tienen las herramientas necesarias para que ese tiempo sea realmente eficiente. Hoy día 17 de octubre, se celebra el Día Internacional del Estudiante y aprovechando la ocasión, os traemos algunos consejos para ayudar a los niños a estudiar en casa.

Estudiar en casa

Es muy importante que el niño tenga a la mano todas las herramientas que pueda necesitar durante su tiempo de estudio. Por lo qué, deberás preparar un espacio de trabajo apropiado para estos menesteres. Asegúrate de que el niño cuenta con un escritorio amplio, con una silla bien cómoda y siempre que sea posible, con luz natural. Aunque nunca está de más colocar una buen iluminación, porque lo habitual es que los niños estudien a media tarde, cuando ya la luz es muy tenue.

El espacio de trabajo debe contener todos los útiles que el niño pueda necesitar para estudiar, de forma que no tenga que perder el tiempo buscando cualquier cosa. Esto es muy importante puesto que cualquier interrupción, supone un nuevo esfuerzo por lograr la concentración. Procura colocar estanterías cerca del escritorio, cajoneras y bandejas, así el niño podrá tenerlo todo a mano, y siempre bien organizado.

Las claves para que el tiempo de estudio sea eficiente

En cuestión del estudio, no es tan importante el tiempo que se dedica a ello, sino la eficiencia del mismo. Incluso, pasar demasiado tiempo en la tarea del estudio puede resultar contraproducente. El niño puede frustrarse, perder la motivación y las ganas de seguir estudiando. Por ello, es importante enseñar a los niños a estudiar bien, organizándose y distribuyéndose el trabajo.

Estas son las claves del buen estudiante:

  1. Planificar el trabajo: Antes de comenzar, es fundamental saber todo lo que hay que hacer. Coloca una pizarra sobre el escritorio y ayuda a tu hijo a realizar un esquema o una lista con las tareas que debe hacer. El niño debe aprender a priorizar, para poder distribuir bien su tiempo de estudio. Lo más difícil al principio, lo más sencillo para el final.
  2. Ahorrar trabajo: Si el trabajo o los apuntes se toman bien a la primera, se ahorra mucho tiempo de tener que pasar los trabajos «a limpio», una costumbre que muchos tienen. Esto solo sirve para perder mucho tiempo y realizar un esfuerzo innecesario. Trabajar bien desde el principio para ahorrar tiempo, esta debe ser la máxima de cualquier estudiante.
  3. Leer muy bien: Tanto para poder hacer los ejercicios de forma correcta, como para responder bien las preguntas de cualquier examen, como para comprender lo que se está estudiando, es necesario leer bien. Esto significa, leer despacio, con mucha atención, anotando las palabras que no se entienden para buscarlas en el diccionario y tomando notas de todo lo importante.
  4. Descansar entre lecciones: Hacer una pausa cada cierto tiempo, permite que el cerebro asimile bien toda la información recibida. Si por el contrario, abusamos del tiempo e introducimos en la memoria demasiada información de una sola vez, puede producirse el efecto contrario. El cerebro colapsa y la información se queda difusa, confusa y poco clara.

El descanso, la alimentación y el ejercicio

De nada sirve estudiar mucho, si luego no le damos al cuerpo la gasolina que necesita para funcionar a pleno rendimiento. Los niños necesitan tomar alimentos de todos los grupos para cubrir las necesidades nutricionales que su cuerpo necesita, para crecer, desarrollarse y funcionar correctamente. Además, el ejercicio es esencial para mantenerse saludable y un buen descanso prepara al cuerpo y al cerebro para una nueva sesión de aprendizaje cada nuevo día.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.